twitter facebook instagram
Inicio Aisge
Noticias Entrevistas Cursos
 
Noticias
12-01-2016 Versión imprimir

 
 
Los Forqué coronan a Natalia de Molina y Ricardo Darín


 
‘Truman’, mejor película del año en la XXI edición de los premios que entrega EGEDA
 
 
SERGIO GARRIDO
El Palacio Municipal de Congresos de Madrid volvía a engalanarse para la ocasión. El motivo lo merecía. Es el evento más esperado después de la llegada de los Reyes Magos, la primera gala del nuevo año que premia la cosecha del cine anterior, el que se hizo durante el pasado 2015. La XXI Edición de los Premios Forqué, celebrada el pasado 11 de enero, empezaba con un cuerpo de baile, ataviado con brillantes trajes de lentejuelas plateadas, paralizado en mitad del escenario. De repente, el actor y cantante Edu Soto aparece y comienza a ejercer como maestro de ceremonias. Habla de la magia del Séptimo Arte. “Cuando salgo del cine siento que alguien viene conmigo”, concluye. Poco después, su discurso acaba con una famosa frase que es, también, todo un homenaje a la fallecida Lina Morgan, todo un icono de la profesión: “Gracias por venir”. Tras esa frase, el espectáculo se alza, los bailarines despliegan todo su arte y Edu Soto canta emulando aquellas entrañables revistas de la protagonista de La tonta del bote. Al mismo tiempo, en la gran pantalla sobre el escenario se suceden escenas de los rostros y las películas más famosas de nuestro cine: José Luis López Vázquez, Rafaela Aparicio, Paco Martínez Soria, Martes y Trece, Mariano Ozores, Alfredo Landa, Jorge Sanz, Verónica Forqué, Quim Gutiérrez y un largo etcétera.  
 
   Con este emotivo homenaje, al cine y a Lina Morgan, se inauguraba la XXI Edición de los Premios José María Forqué, organizados por EGEDA en colaboración con AISGE. Unos galardones que son ya una seña emblemática de nuestra industria audiovisual y que se han convertido en una cita consolidada. Son, al mismo tiempo, el pistoletazo de salida para la temporada de fiesta cinematográfica que continuará con los Premios Feroz, las Medallas del CEC y la 30ª Edición de los Premios Goya. En esta ocasión fue Truman, el elegante drama dirigido por Cesc Gay, el que se llevó el Premio a la Mejor Película de 2015 junto a uno de sus actores protagonistas, Ricardo Darín, que ganó el Premio a la Mejor Interpretación Masculina de 2015 interpretando a Julián, en una auténtica oda a la amistad. El broche interpretativo lo cerraba la jiennense Natalia de Molina, que logró el Premio a la Mejor Interpretación Femenina por su papel de Rocío en Techo y comida, de Juan Miguel del Castillo, una vuelta al neorrealismo que retrata sin tapujos la crudeza de la crisis y la exclusión social.  
 
Realidad, tolerancia y música
Tras el show de apertura se descubre sobre el escenario un sofá en el que se encuentran sentados el cineasta José Corbacho y la actriz Macarena Gómez, que comienzan a dialogar entre ellos e interactuar con el público, bromeando; por ejemplo, con el actor Pablo Carbonell o con el cineasta madrileño Fernando Colomo, que ha sido nominado en los Goya de este año como Mejor Actor Revelación por Isla Bonita. “Eres el Benjamin Button de la interpretación”, comentará Macarena.  
 
   Después de estos pequeños guiños a los compañeros de profesión, los actores Carolina Bang y Tristán Ulloa entregaban el Premio al Mejor Largometraje Documental. “¿Sabes qué es lo que más me gusta de los documentales?”, comentaba Bang. “Que la realidad supera a la ficción”. Finalmente, el premio se lo llevó 2014. Nacido en Gaza, del argentino Hernán Zin, una cinta que refleja el complejo día a día de diez niños palestinos. Unos momentos que Zin grabó durante la última ofensiva militar israelí sobre la franja de Gaza en 2014 y que son un verdadero documento de la realidad que sufren estos muchachos. “Los diez niños que hablan en la película destacan por su valor y coraje. Su frescura tiene mucho que decirnos”.
 
 
 
Luis Tosar y Penélope Cruz, en los prolegómenos
Luis Tosar y Penélope Cruz, en los prolegómenos
 
 
 
   La actuación musical de Pablo López que dio continuidad a la gala servía también para lanzar mensajes de tolerancia y convivencia. En la pantalla se leía “El amor es la fuerza más humilde, pero la más poderosa que tiene el ser humano”. Mientras el músico realizaba su número se sobreimpresionaban simbólicas imágenes como las de varias manos de personas de diferentes etnias, culturas y generaciones entrelazadas. “Tus manos son mi bandera. Yo tengo de frontera una canción”, rezaba el estribillo que el malagueño entonaba desde un piano.  
 
   La de Pablo López fue una evocadora música que daba pie al siguiente galardón, el Premio al Mejor Largometraje Latinoamericano. La cantante Lucrecia y el intérprete vasco Unax Ugalde fueron los encargados de anunciar las nominadas en esta categoría y coronar a la ganadora, que fue el filme chileno El club, de Pablo Larraín, un perturbador thriller que aborda la reunión de cinco sacerdotes en una casa de un remoto pueblo costero donde tratan de purgar sus pecados.  
 
Carta a los Reyes Magos
La ceremonia continuó con Corbacho y Gómez como hilos conductores. En su repaso por las películas nominadas de esta vigesimoprimera edición se preguntaban, por ejemplo, cómo en A cambio de nada, la cinta del actor Daniel Guzmán, este no aparecía como intérprete. “Pero sale su abuela”, aseguraba Corbacho, en alusión a Antonia Guzmán, abuela real del director que, a sus 93 años, está nominada este año como Actriz Revelación en los Goya.
 
   Los dos actores daban paso seguidamente a Enrique Cerezo,  presidente de EGEDA, que alabó el cine español realizado durante el pasado año. “Nos hemos portado bien y no nos merecemos carbón. Queremos protección e incentivos fiscales, no subvenciones”, afirmaba en un discurso que simulaba una sincera carta escrita a los Reyes Magos, dirigiéndose especialmente a las autoridades allí presentes: el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Iñigo Méndez de Vigo y la presidente de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. “No pedimos el IVA cero de Noruega, pero de allí solo nos hemos traído el frio”, aseguraba.
 
   Tras el discurso, Cerezo hacía entrega de la Medalla de Oro de EGEDA, que alaba la labor de un productor, en otro de los momentos más divertidos y emocionantes de la ceremonia. El madrileño Santiago Segura, productor de la saga Torrente, una de las más taquilleras de nuestro cine, fue el ganador de la medalla de este año. Su discurso de agradecimiento estuvo, como siempre, trufado del humor y la ironía que tanto le caracterizan. “Un hombre que se ha hecho a sí mismo”, mencionaba Cerezo al presentar este galardón. Algo a lo que el actor y cineasta respondía así: “No me he hecho a mí mismo; si me hubiera hecho a mí mismo me habría hecho mejor”. Poco después agradecía a todos los presentes el premio y, de nuevo, ironizaba: “Sus Majestades no han venido porque está la hermana en el banquillo”.
 
   Una arrolladora voz, la de Soraya, entonando la canción Mi mundo sin ti, daba paso a un nuevo galardón en esta edición de Los Forqué. Los intérpretes Álvaro de Luna y Luisa Gavasa entregaban el Premio al Cine y Educación en Valores, que reconocía la labor formativa y de enseñanza de nuestro Séptimo Arte. La cinta de animación Atrapa la bandera, dirigida por Enrique Gato, fue la ganadora de esta innovadora categoría.
 
   Pero el anterior galardón no fue la única categoría que se estrenaba en esta edición. Las actrices Manuela Vellés y Berta Vázquez daban a conocer a la primera obra ganadora del Premio al Mejor Cortometraje, que recayó en El corredor, de José Luis Montesinos, protagonizado por el actor Miguel Ángel Jenner. La cinta describe el encuentro entre un empresario y un extrabajador suyo que se quedó en paro tras un ERE.
 
 
Natalia de Molina
Natalia de Molina
 
 
 
 
Fructífera cosecha
La XXI Edición de los Premios Forqué celebraba nuevamente nuestro cine en un año donde la cosecha ha sido de lo más variada pero, sobre todo, fructífera. Los frenéticos thrillers como El desconocido, de Dani de la Torre, o El clan, de Pablo Trapero; el costumbrismo y la frescura de A cambio de nada, de Daniel Guzmán; la brutal crudeza de Techo y comida; la exquisita factura de Nadie quiere la noche, de Isabel Coixet; la ternura del gran dueto interpretativo de Truman de Cesc Gay o la espontaneidad que aportan títulos como Requisitos para ser una persona normal, de Leticia Dolera, por destacar algunos de los títulos más jugosos de la temporada.

   La música de Edurne, Manuel Carrasco o Antonio Orozco fue la apoteosis final del evento. Pero la guinda en lo que actuaciones se refieren fue para el trío humorístico Tricicle. Su número sobre los Sanitarios Trucho, en el que los tres cómicos hacían el ganso con una taza del váter como único instrumento para generar la risa, movió a la hilaridad en el patio de butacas.
 
   Finalmente llegaron los premios más esperados. Fueron los propios Tricicle los que entregaron el galardón a la Mejor Interpretación Femenina de 2015 en otro de los momentos más emocionantes de la velada. Natalia de Molina subía al estrado para recoger el galardón por su trabajo en Techo y comida, película donde la joven se desgarró la piel y la mente para dar vida a Rocío, una madre soltera al borde de la exclusión social. Visiblemente emocionada, casi sin palabras, Natalia dedicó el premio a “todas las Rocíos que hay ahí fuera”. “Hoy se os escucha un poquito. A toda la gente que está en riesgo de exclusión. Techo y comida para todos. Gracias de corazón”, resumió.
 
   El tándem de galardones interpretativos lo completó Ricardo Darín, por su entrañable papel de Julián en Truman, la cinta de Cesc Gay que alaba, de manera sutil y elegante y con pequeñas dosis de ácida ironía, la amistad entre dos hombres cuyo hilo conductor de la historia es el perro de uno de ellos, Truman. El argentino no pudo estar en la ceremonia y fue el propio Gay quien recogió la estatuilla en su nombre. “Es una putada porque queríais ver a Ricardo. Tanto él como Javier Cámara se lo pasaron muy bien; yo no tanto, eran muy insoportables”, bromeaba el cineasta catalán. Esta misma cinta, Truman, sería también la que se coronó durante esta XXI Edición de los Premios Forqué como la Mejor Película de 2015. Su productora, Marta Esteban, agradecía el galardón y recordaba lo dura que es a veces la labor en el Séptimo Arte: “Hacer cine es un bello sueño, pero también una pesadilla”.
 
 
 
Cesc Gay, con el saludo de Antonio Resines
Cesc Gay, con el saludo de Antonio Resines
 
 
 
   Una engalanada Macarena Gómez, envuelta en lentejuelas y plumas, ponía el broche final a la primera celebración del cine tras las Navidades junto a Corbacho y Edu Soto en un extraordinario trío musical. Nuevamente una frase quedaba en la memoria de todos los presentes: ¡Gracias por venir! Seguro que Lina Morgan sonreía y aplaudía desde lo más alto.
 



PALMARÉS  XXI Edición Premios Forqué


Premio al mejor largometraje:
 
-       A cambio de nada de Daniel Guzmán 
-       El clan de Pablo Trapero 
-       Nadie quiere la noche de Isabel Coixet 
-       Truman de Cesc Gay
 
Premio al mejor largometraje documental:
-       13. Miguel Póveda de Francisco Ortiz
-       2014, nacido en Gaza de Hernán Zin
-       Basilio Martín Patino. La décima carta de Virginia García del Pino
-       Ciutat Morta (Ciudad muerta) de Xavier Artigas y Xapo Ortega
-       I am your father de Toni Bestard y Marcos Cabotá

Premio a la Mejor Interpretación Masculina de 2015:
-       Guillermo Francella por El clan
-       Javier Cámara por Truman
-       Luis Tósar por El desconocido
-       Raúl Arévalo, por B, La película
-       Ricardo Darín por Truman

Premio a la Mejor Interpretación Femenina de 2015:
-       Irene Escolar por Un otoño sin Berlín
-       Juliette Binoche por Nadie quiere la noche
-       Natalia de Molina por Techo y comida
-       Nora Navas por La adopción
-       Penélope Cruz por Ma
Premio Especial de EGEDA al Mejor Cortometraje:
-       Bikini de Óscar Bernàcer
-       El corredor de José Luis Montesinos
-       Inside the box de David Martín-Porras
-       Os meninos do rio de javier Macipe Costa
-       Óscar desafinado de Mikel Alvariño

Premio Especial al Mejor Largometraje latinoamericano de Ficción:
-       El abrazo de la serpiente de Ciro Guerra (Colombia, Venezuela, Argentina)
-       El clan de Pablo Trapero (Argentina, España)
-       El club de Pablo Larraín (Chile)
-       La memoria del agua de Matías Bize (Chile, España, Argentina, Alemania)
-       Magallanes de Salvador del Solar (Perú, Argentina)
Medalla de Oro EGEDA:
-       Santiago Segura
Premio al Cine y Educación en valores:
-       A cambio de nada de Daniel Guzmán
-       Atrapa la bandera de Enrique Gato
-       El club de los incomprendidos de Carlos Sedes
-       Requisitos para ser una persona normal de Leticia Dolera
12-01-2016 Versión imprimir
© AISGE 2017   Webmaster   Condiciones de uso   Política de privacidad
Inicio