twitter facebook instagram
Inicio Aisge
Noticias Entrevistas Cursos
 
Noticias
30-03-2017 Versión imprimir

 

Patricia de Lorenzo, Santi Romay, María Roja y Evaristo Calvo, mejores actores en los XXI Premios María Casares

La gala anual del teatro gallego se celebró anoche en el Teatro Rosalía de Castro de A Coruña con el apoyo de la Fundación AISGE


E. TEIXO
Reportaje gráfico: Tragaluz Fotografía/AAAG
Los XXI Premios María Casares se celebraron anoche en el Teatro Rosalía de Castro de A Coruña y repartieron sus galardones, fundamentalmente, entre O tolleito de Innishman (Contraproducións y FIOT Carballo) y Eroski Paraíso (Chévere). La ceremonia de entrega, organizada por la Asociación de Actores e Actrices de Galicia (AAAG) y apoyada por la Fundación AISGE, fue dirigida y presentada por el actor Pepo Suevos e hizo hincapié, con mucho humor, en la difícil relación entre el teatro y la Administración y también en la necesaria conquista de la igualdad para las mujeres en este sector.
 
 
Xesús Ron, al frente de la compañía Chévere
Xesús Ron, al frente de la compañía Chévere
 
 
 
   Eroski Paraíso obtuvo en los María Casares los premios a Mejor Espectáculo, Mejor Dirección, Mejor Música Original y Mejor Actriz Protagonista para Patricia de Lorenzo, que aprovechó su discurso para recordar que “las mujeres deberíamos tener la oportunidad de hacer papeles basados en personajes reales, pero esto es la excepción”. El personaje de Patricia de Lorenzo en el espectáculo de Chévere cubre, en efecto, la demanda que ella misma formula: se trata de la representación de una mujer real, protagonista de una historia sobre la forja amarga del estado de bienestar, a través del desarraigo y la emigración para acabar volviendo a su pueblo natal a trabajar en un supermercado.
 
   Por su parte, O tolleito de Innishman recogió anoche cinco premios; entre ellos, todos aquellos a los que optaba en las restantes tres categorías actorales: Mejor Actor Protagonista para Santi Romay, Mejor Actriz Secundaria para María Roja y Mejor Actor Secundario para Evaristo Calvo. Este último protagonizó, al recoger su galardón, uno de los momentos más divertidos en el primer tramo de la velada. Prometiendo respetar el ruego de brevedad en los agradecimientos, Calvo hiló, sin embargo, un discurso dislocado en el que pasó de la narración de un gag en una cafetería a recitar un poema “dadaísta”, provocando la carcajada general. Finalmente, el presentador hubo de regresar al escenario para llevarse al premiado a empujones.
 
   Entre ovaciones, Santi Romay agradeció al elenco de O tolleito de Innishman su “solidaridad escénica”, de la que aseguró aprender cada día, y recordó que “los actores podemos hacer buenos papeles cuando hay buenos textos y buen equipo”. Romay, Mejor Actor Protagonista, recogió otro premio en los XXI María Casares por su contribución a la Adaptación del texto original de Martin McDonagh, trabajo que realizó junto con Cándido Pazó y Alberto Rodríguez.
 
 
Un número cómico en homenaje a Valle-Inclán
Un número cómico en homenaje a Valle-Inclán
 
 
 
   Como Mejor Actriz Secundaria fue distinguida María Roja, que recordó que “esta es una profesión fastidiada, y no solo por los kilómetros de carretera y por los menús de las áreas de servicio”, dijo, especificando “especiales dificultades para la danza, las artes experimentales, la performance…”. Roja, que iba a formar parte del elenco de esta gala de los XXI María Casares y hubo de rechazar el trabajo por problemas de salud, terminó su alocución resumiendo el sentir del sector menos favorecido del oficio: “Podemos ser invisibles, pero, ¡bendito vicio!”.
 
   A lo largo de la gran cita anual del teatro gallego se entregó el Premio de Honor al director y dramaturgo Eduardo Alonso, impulsor del Centro Dramático Galego y fundador de la compañía Teatro do Noroeste hace treinta años. La gala concluyó con las actrices Silvana Sestelo, Marta Lado y Patricia Torres reivindicando, a través de un número musical, la igualdad para las mujeres en el oficio de la actuación: “Queremos estar, ser y representar papeles que nos representen. El mundo es machista, pero los teatreros tenemos el derecho y el privilegio de crear mundos nuevos”.
 
30-03-2017 Versión imprimir
© AISGE 2017   Webmaster   Condiciones de uso   Política de privacidad
Inicio