twitter instagram facebook
Versión imprimir
13-03-2018

La foto de familia en el Price, al final de la noche

La foto de familia en el Price, al final de la noche

 
Feminismo, emoción y humor en los XXVII Premios de la Unión de Actores
 
El doblete de Jorge Usón y de ‘Smoking room’ o los ardorosos parlamentos de María Hervás y María Isasi, entre los momentos culminantes de las tres horas de gala
 
 
ANTONIO ROJAS
Reportaje gráfico: Enrique Cidoncha (@enrique_cidoncha)
La Unión de Actores y Actrices celebró este lunes 12 de marzo su gran noche anual, la más importante cita para los cómicos en nuestro país, pues son los propios intérpretes los encargados de elegir a sus preferidos. El madrileño Teatro Circo Price acogió la gala de entrega de los XXVII Premios de la asociación, en una atmósfera a un mismo tiempo festiva y reivindicativa. Nuestros mejores profesionales del cine, teatro y televisión no faltaron a una velada en la que (además de los finalistas y, sobre todo, los triunfadores) el protagonismo lo coparon las repetidas peticiones de igualdad entre hombres y mujeres, de rechazo a la violencia de género y de mayor dignidad profesional. Los abanicos rojos, tan populares ya y símbolo de lucha, volvieron a mostrar un mensaje claro y muy extendido en el sector: hacen falta #MásMujeres y se hace necesario de una vez romper ese techo de cristal (o de hormigón, según se mire) que impide que unas y otros se miren de igual a igual. 
 
   Iñaki Guevara, secretario general de la Unión, insistió en que los actores y actrices se mueven entre la realidad y la ficción, “entre la espera y la desesperación”. Destacó el imparable movimiento que han puesto en marcha las mujeres en España –“han dicho basta a la desigualdad y a la violencia de género”– y se detuvo en las iniciativas legales y políticas que deberían contribuir, si se aprueban y se materializan definitivamente, a dignificar la profesión: el estatuto del artista, una ley de cine “útil” y un plan de artes escénicas. “Tenemos que intentar que las administraciones no traten a la cultura como un patito feo, cuando es un bello cisne”.
 
 

Richard Collins-Moore

Richard Collins-Moore

 
 
Durante casi tres intensas horas se prolongó una ceremonia que, dirigida por José Ignacio Tofé, fue presentada por el actor británico de adopción española Richard Collins-Moore, quien no tuvo reparos en dar la bienvenida a los presentes interpretando el legendario himno Heroes, de David Bowie. Un año más, AISGE volvió a estar muy presente en estos premios como entidad colaboradora, demostrando su firme compromiso con los profesionales de la interpretación, a los que lleva más de 25 años representando y defendiendo a través de la propia entidad de gestión y prestando un decidido apoyo desde su Fundación.
 
Si relevante era descubrir quiénes se harían con el trofeo en cada una de las 20 categorías a concurso, también había ganas de brindar un aplauso unánime a las tres distinciones especiales de la noche, ya desveladas con antelación.
 
 

Juan Carlos Corazza, entre Elena Anaya y Javier Bardem

Juan Carlos Corazza, entre Elena Anaya y Javier Bardem

 
 
Premios especiales
El primero en concederse fue el Premio Especial de la Unión. Recayó en ese gran maestro de actores que es Juan Carlos Corazza, quien lo recibió de dos de sus alumnos más aventajados: Javier Bardem y Elena Anaya. Además de dedicarlo a sus maestros, Carlos Gandolfo, Augusto Fernández y Claudio Naranjo, resaltó el trabajo de aprendizaje que hay detrás de cada papel: “Aunque es hermoso crear una nueva alma que desaparece después de cada actuación, el proceso no es siempre fácil. Celebro la generosidad y el coraje de los actores y actrices para dar lo mejor de sí mismos al público”, dijo, para acabar reclamando “igualdad, dignidad y arte”.
 
Mujeres en Unión
La secretaria de Igualdad de la Unión de Actores y Actrices, Berta Ojea, y el vicepresidente de AISGE Fernando Marín –que también tuvo palabras de cariño en nombre de Pilar Bardem–, hicieron entrega del premio Mujeres en Unión, con el que se subrayaba la aportación y el empuje que viene mostrando desde hace años la Asociación de Mujeres Cineastas y Medios Audiovisuales (CIMA). Lo recibió su presidenta, Virginia Yagüe: “El punto de vista de la mujer debe estar presente en el relato de lo audiovisual. Necesitamos más mujeres para que todas nos sintamos reconocidas. Es fundamental cambiar aquello que nos cosifica y volcar esas estadísticas que señalan que solo el 38% de los papeles en televisión y cine son interpretados por mujeres, porcentaje que se reduce al 19% a partir de que cumplimos los 45 años de edad. Resulta imprescindible que el audiovisual sea rico, diverso y plural con la presencia de las mujeres”.
 
 

Esperanza Roy

Esperanza Roy

 
 
Toda una Vida
El director escénico Ángel Fernández Montesinos y el actor Ángel Burgos acompañaron a Esperanza Roy, a la que se refirieron como “maestra del desparpajo” y “dama del trouperío”, en la entrega del premio a Toda una Vida, un reconocimiento a la dilatada trayectoria profesional de la veterana actriz y vedette madrileña. Se confesó Roy muy feliz por tener un galardón que concede “grados de prestigio” a quien lo recibe, y lo dedicó al hombre de su vida, Javier Aguirre.  “El arte del teatro es un oficio para el que es necesario tener un don y también un 50 por ciento de suerte”, cerró quien ha pasado a engrosar un palmarés de honor en el que figuran nombres como Núria Espert, María Isbert, José Sacristán, Francisco Rabal, Adolfo Marsillach, Asunción Balaguer o Berta Riaza, entre otros.
 
 

Itziar Castro

Itziar Castro

 
 
Revelaciones
El actor vasco Eneko Sagardoy, que hace unas semanas se hizo con el Goya al mejor actor revelación por su papel del gigante Joaquín en la cinta Handía, se hizo con la misma categoría por delante de Mon Ceballos y Xabier Murúa. Desde el escenario recordó a su maestro ya desaparecido, José Martín Urrutia Txotxe, y sus palabras, que lleva grabadas a fuego: “No te olvides de que eres titiritero”.
El trofeo por el que competían Esther Acebo, Sandra Escacena e Itziar Castro fue a parar a manos de esta última por su trabajo en Pieles. “Por fin me he revelado. Veinte años dándole al cuerpo para acabar revelándome con uve y con be”, bromeó frente a los micrófonos.
 
 

Petra Martínez, entre Luisa Gavasa y Mamen Camacho

Petra Martínez, entre Luisa Gavasa y Mamen Camacho

 
 
Televisión
Reparto
En el apartado televisivo, El Ministerio del Tiempo competía en las tres categorías. Al final se hizo con dos estatuillas. La primera, la de Mejor Actor de Reparto, que fue a manos de Víctor Clavijo. El actor algecireño insistió en que creía no merecerla, “pues la nominación ya ha sido un premio”, y destacó la perfección en la escritura de la serie: “El guion es la partitura del actor. Y esta es maravillosa. Todo el mérito es de los maravillosos guiones”.
La veterana Petra Martínez, que hace unos meses fue distinguida con el Premio Actúa de la Fundación AISGE, recibió el reconocimiento de sus compañeros por su descacharrante hacer como Doña Fina en la veterana serie La que se avecina. Desplegando ocurrencia, ironía y mucho humor, en su parlamento propuso que los premios interpretativos tuvieran otro modelo: “Resultan muy repetitivos, por lo que lo justo sería recibir un máximo de cinco en toda la vida, y así dejar paso a los que vienen detrás”.
 
Secundarios
El vigués Pedro Alonso, con importante presencia en La casa de papel, quiso poner el acento en la propia labor actoral: “¿Por qué sigo amando mi profesión más que nunca? Porque empiezo a entender que es una forma de dar sentido a todo, de tomar lo más áspero, lo más oscuro, y convertirlo en algo hermoso”.
Tampoco podía estar más feliz Ana Polvorosa, cuya presencia en la serie de Netflix Las chicas del cable le ha valido el galardón a Mejor Actriz Secundaria. Con lágrimas en los ojos, pronunció: “Lo comparto con todas las actrices, con todo el equipo y con quienes están buscando igualdad y respeto”.
 
Protagonistas
El Ministerio del Tiempo salió triunfadora con el reconocimiento a Nacho Fresneda como Mejor Actor Protagonista de televisión: “Me emociona estar en medio de todos los compañeros. Agradezco a todos los actores y actrices que dan cada día lo mejor de sí mismos. Me siento muy orgulloso de dedicarme a esto”.
Su papel en Vergüenza ha permitido a Malena Alterio alzarse con la principal categoría televisiva. Tras expresar su agradecimiento a toda la familia de la serie de Movistar+, dejó una declaración de amor: “Amo muchísimo a mi profesión y me hace muy feliz”.
 
 

Jorge Usón

Jorge Usón

 
 
Cine
Reparto
Cuando recibió este galardón cinematográfico, Jorge Usón no sabía que volvería unos minutos después a subir a escena para repetir estatuilla en el apartado teatral. El actor de Incierta gloria tuvo tiempo para dar las gracias y para reclamar justicia para lo que llamó el genocidio español, refiriéndose a la víctimas del franquismo tras la Guerra Civil española, que aún siguen sin ser localizadas o exhumadas. “Hay que recuperar el orgullo y recordar que los verdaderos héroes están desaparecidos”.
Una de las ausencias de la noche fue la de Geraldine Chaplin, a quienes sus compañeros quisieron recompensar por su trabajo en Tierra firme, la cinta de Carlos Marques-Marcet.
 
Secundarios
El veterano Juan Diego, que en 2015 fue reconocido con el Premio Actúa de interpretación masculina, declaró que le hacía mucha ilusión que su trabajo en No sé decir adiós fuera premiado. Hombre comprometido, se confesó por un momento machista: “Sí. Los hombres tenemos que quitarnos tantos siglos de machismo y luchar mucho para no serlo”. Y gritó: “¡Por las mujeres!”.
Uno de los rostros determinantes en El autor, Adelfa Calvo, tomó el testigo de su antecesor y aseguró que “podemos parar el machismo si queremos”, para hacer un llamamiento “por más mujeres en el cine y más mujeres de cincuenta años”.
 
Protagonistas
Otro ausente fue Javier Gutiérrez, cuyo trabajo en El autor ha sido premiado ya en varias ocasiones, entre ellas con un Goya. En nombre del actor norteño, su compañera de reparto Adelfa Calvo leyó un breve y generoso texto de agradecimiento que le había remitido al teléfono.
Juan Diego había comentado que estaba seguro de que su compañera de cartel Nathalie Poza encontraría reconocimiento a su gran interpretación en No sé decir adiós. Y no se equivocó. Lástima que otras obligaciones le impidieran acudir. En su representación habló Maite Pastor: “Este premio me produce una alegría honda. Todos sabéis lo difícil de tener trabajo y de que llegue un personaje en el que volcar lo que habéis aprendido, lo que sois”.
 
 

María Hervás

María Hervás

 
 
Teatro
Reparto
Smoking Room tenía a varios de sus protagonistas en las quinielas finales. Y le fue bien a la adaptación teatral que dirige Roger Gual. Manuel Morón prometió ser breve y lo fue. Dijo sentirse muy honrado con el galardón, que quiso compartir con sus compañeros de reparto. “Por eso se lo dedico a todo el mundo”, resumió.
   Después de dar las gracias a quienes se habían decantado por ella, Lucía Barrado reivindicó una función, la de Incendios (Wajdi Mouawad) que dirige Mario Gas, con más de un año y medio llenando los teatros de toda España. Destacó la figura de Sawda, la valiente mujer a la que da vida en la obra, y pidió “más igualdad, más libertad, más cultura y más educación”.
 
Secundarios
Otro de los actores de Smoking Room, Manolo Solo, se congratuló del momento dulce que está atravesando (“a veces estuve resentido porque pensé que no tenía suerte, ahora empiezo a agobiarme por llegar a tener tanta”), y dijo sentirse muy afortunado y feliz.
Como si estuviera interpretando su papel en La Orestíada de Esquilo, que ha dirigido José Carlos Plaza, María Isasi reclamó para los intérpretes el papel de héroes. “Nuestra profesión sirve para denunciar injusticas, para revertir la situación de los más desfavorecidos. No permitamos que nos convenzan de lo contrario. Somos héroes y heroínas. Este premio va para todos los refugiados y refugiadas que están esperando que no miremos hacia otro lado”.
 
Protagonistas
El zaragozano Jorge Usón subió de nuevo a por la estatuilla que lo confirmaba como Mejor Actor Protagonista de teatro, por su  papel de Iván en la celebérrima obra de Yasmina Reza Arte. Además de dar las gracias, quiso dedicarlo a su amigo Santiago Meléndez, que ya no se encuentra entre nosotros, “y con quien tanto quería”.

   Uno de los mayores aplausos de la noche fue para María Hervás, encumbrada por su interpretación en Iphigenia en Vallecas. El premio lo quiso compartir con sus padres, presentes en el Teatro Circo Price, a los que agradeció que hubieran hecho todo lo posible para que ella se dedicara a lo que más amaba desde pequeña. “Me siento muy orgullosa de ser actriz, coño. Somos titiriteros, pero no títeres. Va por todas las iphigenias que hacen que el mundo siga adelante”.
 
   Y como broche final, cuando quedaban pocos minutos para que la magia de Cenicienta desapareciera, el presentador, Richard Collins-Moore, se transformó en Gloria Gaynor y regaló a la audiencia una versión del legendario tema I will survive (con añadiduras del Sobreviviré de Mónica Naranjo y hasta de Desesperada, de Marta Sánchez). La gala de los XXVII Premios de la Unión de Actores y Actrices bajó el telón. 

Versión imprimir