twitter instagram facebook
Versión imprimir
01-06-2015

Raquel Pérez, en un fotograma del corto galardonado

Raquel Pérez, en un fotograma del corto galardonado



Raquel Pérez y Julián López, mejores actores en el festival de cortos de Torrelavega


Ana Torrent protagoniza ‘La ropavejera’, corto ganador, sobre una vampira que aterrorizó a media Barcelona hace un siglo


CELIA TEIJIDO
La actriz y cantante madrileña Raquel Pérez y el actor conquense Julián López se han proclamado este fin de semana mejores intérpretes en el XVI Festival Internacional de Cortometrajes de Torrelavega (Cantabria), una de las citas más importantes del calendario anual para cintas breves. La primera ha obtenido esta distinción por su trabajo en Nº 2: Si yo fuera Marilyn, del canario Juan Carlos Falcón, recordado por su largometraje La caja. Por su parte, López, muy apreciado por su trayectoria cómica, conquistó la estatuilla gracias a Óscar desafinado, el corto que rubrica Mikel Alvariño, aunque no pudo asistir a la ceremonia en la localidad cántabra y envió un vídeo de agradecimiento. Más de 2.000 cintas concurrieron a esta edición, de las que 50 obtuvieron la condición de finalistas.
 
 

Ana Torrent (foto: Enrique Cidoncha)

Ana Torrent (foto: Enrique Cidoncha)

 
 
   La Vaca Dorada, el galardón que distingue el mejor de los cortometrajes a concurso (5.000 euros de dotación), correspondió a Nacho Ruipérez por La ropavejera, una cinta protagonizada por Ana Torrent y que se inspira en la vida de la llamada Vampira del Carrer Ponent. Esta mujer, la proxeneta, curandera y asesina Enriqueta Martí, aterrorizó durante varias décadas a la población barcelonesa a principios del siglo XX.
 
   La ropavejera se centra en la historia de nueve niños que conviven en una mansión decimonónica, bajo los abusos de una mujer que les exige que la llamen “madre” y que tiene como ayudante a otra niña, Angelita, que no duda en castigar a sus compañeros para mantener el orden y la obediencia. La inquietante situación se mantiene hasta la llegada de otra víctima, Teresita, obstinada por romper con la cadena de maltratos. La cinta es una interpretación libre de una historia real.
 
 

 
 
   La gala de entrega de premios también contó con otros intérpretes como protagonistas destacados. Así, Juan Diego levantó el premio Demetrio Pisondera en reconocimiento a toda una vida dedicada a la interpretación, mientras que Irene Escolar fue reconocida con el galardón Futuras Estrellas. Antonio Resines, actor y presidente de la Academia de Cine, fue otro de los asistentes ilustres.
 
   La Estela Plateada y sus 2.500 euros del segundo premio fueron a parar a Plein soleil, de Fred Castador, mientas que la Estela de Piedra (1.000 euros) recayó en Wutt (Sergi Martí). En la categoría de comedia, el jurado otorgó el primer premio a Papá dentro de mamá, de Fabrice Bracq, mientras que el mejor corto de animación resultó ser El ladrón de caras, de Jaime Maestro.
 

Versión imprimir