twitter instagram facebook
Versión imprimir
21-05-2019


 

Los creadores jubilados podrán al fin realizar trabajos artísticos

 

El Real Decreto-Ley de 28 de diciembre insta al gobierno a aprobar, en el plazo de seis meses, una norma reglamentaria que regule las condiciones de la compatibilidad del percibo de la pensión de jubilación con las actividades profesionales de creación artística que generan derechos de propiedad intelectual



IVÁN ARPA

El pasado 29 de abril se publicó en el BOE el RD 302/2019 por el que se regula la compatibilidad de la pensión contributiva de jubilación y la actividad de creación artística. Esta regulación, en vigor ya desde el 1 de mayo, viene marcada por las conclusiones y recomendaciones contenidas en el informe de la Subcomisión para la elaboración del Estatuto del Artista, aprobado por unanimidad en el pleno del Congreso de los Diputados el 6 de septiembre de 2018.

 

   En ese documento ya se hacía constar la importancia de la actividad artística y creativa. Los parlamentarios de todos los signos políticos inciden en que no se entiende que una sociedad moderna pueda prescindir del capital intelectual que aportan creadores y artistas, particularmente en su etapa más madura. Ese informe destaca igualmente que la actividad creativa constituye una aportación personal, única e irrepetible al imaginario cultural en beneficio del conjunto de toda la sociedad.

 

 

Objeto del Real Decreto

El objetivo es regular la compatibilidad entre la pensión contributiva de jubilación y la actividad de creación artística, continuando la línea establecida por ese Real Decreto de 28 de diciembre con el que se aprobaban medidas de urgencia sobre la creación artística y la cinematografía. Por lo tanto, se aclara que en ningún caso se regula la compatibilidad “entre pensiones no contributivas de jubilación y actividades de creación artística”.

 

Ámbito de aplicación

Podrán acogerse a la compatibilidad regulada en este Real Decreto los beneficiarios de una pensión contributiva de jubilación que, con posterioridad a la fecha de reconocimiento de dicha pensión, “desempeñen una actividad de creación artística por la que perciban ingresos derivados de propiedad intelectual, con independencia de que por la misma actividad perciban otras remuneraciones conexas”Es decir, la actividad artística que desarrollen obligatoriamente tiene que comportar siempre ingresos derivados de derechos de propiedad intelectual, además de la retribución por la propia actividad artística desarrollada. Por poner un ejemplo, a efectos de esta normativa no se considerará actividad de creación artística la publicidad y la docencia.

 

Foto: Marie Renard

   Por el contrario, no podrán acogerse los beneficiarios de pensión contributiva de jubilación que, además de desarrollar la actividad artística, realicen cualquier otro trabajo por cuenta ajena o propia que dé lugar a su inclusión en el Régimen General de la Seguridad Social o en cualquiera de los regímenes especiales que contempla nuestro marco laboral. Ello afecta a los artistas jubilados que, además de realizar alguna actividad de creación artística, sean docentes (con alta en el RGSS o en el RETA) o simplemente que realicen otras actividades que no sean artísticas en sentido estricto.


Régimen de compatibilidad

La actividad artística será compatible con el 100 por ciento del importe de la pensión contributiva de jubilación. También lo será con el complemento de maternidad, el porcentaje adicional por jubilación a edad tardía y, muy importante, el complemento a mínimos (en este caso, siempre que los rendimientos económicos de cualquier naturaleza, no superen el límite legal establecido en cada momento)

 

Derecho de opción

El pensionista que reúna los requisitos previstos en este RD podrá optar entre este sistema de compatibilidad o cualquiera de los previstos para otras modalidades de compatibilidad entre pensión y trabajo. De la misma manera, podrá optar a que se suspenda su pensión cotizando como venía siendo habitual hasta ahora.

 

Ejercicio del derecho de compatibilidad

Si el beneficiario ya perceptor de pensión contributiva de jubilación inicia una actividad de creación artística, procederá su alta en el régimen de la Seguridad Social que le corresponda, debiendo ser aportados a la Tesorería. También es posible que un artista que se encuentra dado de alta y trabajando decida jubilarse y seguir realizando esa actividad artística en la que figuraba de alta. En este caso, debe comunicarlo al INSS, acompañando el certificado o declaración responsable.

 

Foto: Marina Gala

 

Cotización

El beneficiario cotizará solo por Incapacidad Temporal (IT) y contingencias profesionales. Se añadirá una cotización especial de solidaridad del 8 por cierto que no será computable a efectos de prestaciones.

 

Cómputo de períodos de carencia

A efectos de posibles prestaciones a las que el beneficiario pueda tener derecho durante esta compatibilidadúnicamente se computarán las cotizaciones realizadas con posterioridad al hecho causante de la pensión contributiva de jubilación. (por ejemplo, para una Incapacidad Temporal sobrevenida mientras realiza la actividad.

 

Incompatibilidad de pensión de jubilación e Incapacidad Temporal

La prestación por Incapacidad Permanente será incompatible con la pensión de jubilación a partir del momento en que cese la actividad artística y se curse su baja en la Seguridad Social. Desde ese momento solo percibirá la pensión contributiva de jubilación.

 

El Real Decreto, a día de hoy, excluye el trabajo artístico en espectáculos en vivo que no sean grabados para su exhibición, puesto que no generan derechos de propiedad intelectual. Entendemos que en este caso el trabajo seguiría siendo incompatible con la pensión. Tampoco queda claro si las nuevas altas profesionales serán en el Colectivo de Artistas o en el Régimen General de la Seguridad Social común, por lo que nos queda la duda sobre la regularización de dichas altas. Siguiendo el sentido de la norma, parece bastante claro que no se computarían para incrementar posteriormente la pensión de jubilación.

 

A medida que se vaya regulando esta nueva normativa iremos analizando los matices que afectan a nuestro colectivo e informando en nuestros canales habituales. Para mayor información, los interesados pueden ponerse en contacto con nosotros a través de la dirección electrónica iarpa@fundacionaisge.es.

 

 

 

Versión imprimir