twitter instagram facebook
Versión imprimir
17-05-2013

 
 
Tras la presentación de las conclusiones del 'Informe Lescure', encargado por el gobierno francés para actualizar su política cultural

Las entidades de gestión piden al Gobierno que reforme la Ley de Propiedad Intelectual con un proceso de consulta similar al francés

Las entidades españolas de gestión colectiva de propiedad intelectual, y entre ellas AISGE, han solicitado al Ministro de Educación, Cultura y Deporte que la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual (LPI) se lleve a cabo tras un proceso de diálogo con los implicados. Por este motivo, solicitan al Ejecutivo que paralice la tramitación actual para iniciar un proceso de consulta a los sectores afectados, tal y como se está produciendo en Francia. 

   Las entidades de gestión denuncian que la propuesta de reforma de la LPI se ha llevado a cabo de espaldas al mundo de la cultura, la creación y el entretenimiento y sin contar con los estudios necesarios. Asimismo, consideran que el texto aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 22 de marzo no cumple los objetivos que se marcó el Gobierno, puesto que no facilita la gestión de los derechos de propiedad intelectual ni permite mejorar su nivel de protección. Además, no sigue las recomendaciones europeas en materia de copia privada ni la de los tratados internacionales en lo referente a la propiedad intelectual.

   Las entidades consideran que el modelo idóneo para reformar la vigente Ley s el iniciado por el Gobierno francés para actualizar su política cultural, que incluye un proceso de diálogo previo con todas las partes implicadas del mundo de la cultura y la tecnología, tanto del ámbito público como privado. El resultado de este diálogo, plasmado en el “informe Lescure”, se presentó este lunes tras nueve meses de trabajo y se concreta en 80 propuestas, divididas en tres áreas: oferta legal en internet; remuneración a los creadores y financiación de la creación; y adaptación de los derechos de autor a la era digital, incluyendo la lucha contra la piratería.

   La conclusión de este informe, destacan las sociedades de gestión, es que la entrada en el entorno digital provocó una transferencia muy importante de valor del contenido a los proveedores de Internet, los fabricantes de equipos y dispositivos o los motores de búsqueda. Además, se realizó un llamamiento a “vigilar el reparto de ingresos en el universo digital para que los autores puedan recuperar los justos frutos de su creación”.

   Las entidades de gestión ponen de manifiesto que la experiencia acumulada en el desarrollo de otros proyectos normativos, tanto nacionales como europeos, ha demostrado la conveniencia de contar con espacios de diálogo con los afectados y con estudios en la materia. Por este motivo, las entidades solicitan al Ministro que retire el actual anteproyecto e inicie el proceso de diálogo con las entidades de gestión, tal y como se comprometió en su día, mediante la creación de un grupo de trabajo.
 
 

Versión imprimir