twitter facebook instagram
Inicio Aisge
Noticias Entrevistas Cursos
 
Noticias
17-06-2016 Versión imprimir

 
La gesta artística de Ricardo Darín no tiene final
 
 
Va a levantar el trofeo honorífico en la tercera edición de los Premios Platino, donde también figura como nominado por 'Truman' tras ganar el Goya  
 
 
RUBÉN DEL PALACIO
Muy pocos intérpretes ocupan un puesto tan privilegiado en el imaginario de los espectadores a ambos lados del Atlántico como Ricardo Darín. Por eso el Comité de Dirección de los III Premios Platino ha acordado que sea él quien reciba la estatuilla honorífica durante la ceremonia que tendrá lugar el próximo 24 de julio en Punta del Este (Uruguay). "El propósito es alabar el talento y la honestidad con los que ha engrandecido algunos de los largometrajes más aplaudidos del cine iberoamericano en estas tres décadas y seducido a millones de personas alrededor del mundo", señalan desde la organización. Su nombre se une así a una lista que ya incluye a la actriz brasileña Sonia Braga y el español Antonio Banderas. Además de contar con este reconocimiento asegurado, el bonaerense ha reunido en las tres ediciones convocadas nada menos que dos candidaturas, la última aún por resolver gracias a su trabajo a las órdenes de Cesc Gay en Truman. En el caso deseable de materializarla, culminaría a lo grande un palmarés alimentado con el Goya, al cual precedió la Concha de Plata compartida con Javier Cámara en San Sebastián. 
 
 
   Darín reconquista ahora la actualidad cinematográfica en España por el estreno de Kóblic, una inquietante coproducción con Argentina donde actúa junto a Inma Cuesta bajo la dirección de Sebastián Borensztein, quien ya le fichó en Un cuento chino. Aunque no cesan los coletazos del huracán desatado a raíz de Truman, todavía perduran en la memoria sus papeles para incontables películas: Relatos salvajes, Séptimo, Una pistola en cada mano, El secreto de sus ojos... Su trayectoria la marca un compromiso que le ha llevado a una práctica casi artesanal del oficio interpretativo, ya que ha trascendido los imperativos comerciales de la industria para así consagrarse a proyectos acordes con su criterio.
Con Inma Cuesta en la recién estrenada 'Kóblic'
Con Inma Cuesta en la recién estrenada 'Kóblic'
 
Una incuestionable leyenda viva
Fernando Trueba (El baile de la victoria), Damián Szifron (Relatos salvajes), Marcelo Piñeyro (Kamchatka), José Luis Cuerda (La educación de las hadas), Pablo Trapero (Elefante blanco), Sebastián Bielinsky (Nueve reinas), Santiago Segura (Torrente 5), Eduardo Mignona (La fuga), Hernán Goldfrid (Tesis sobre un homicidio). Tantos cineastas se quedan cortos entre la multitud que ha recurrido a la versatilidad de Darín y su capacidad para dotar de humanidad a sus personajes.

   Resplandeciente resulta su prolongada alianza con Juan José Campanella, que alcanzó su cumbre gracias a El secreto de sus ojos, capaz de ganar en 2010 el Óscar a mejor película de habla no inglesa. Los casi 2,5 millones de espectadores que la situaron entre los títulos más vistos de la historia del celuloide argentino respaldaban el beneplácito manifestado por la crítica internacional a través de 52 galardones. Pero el camino del éxito conjunto había comenzado en 1999 con El mismo amor, la misma lluvia, por la que al actor consiguió levantar su primer Cóndor de Plata. El segundo se lo reportó solo dos años después El hijo de la novia, y aunque no repitió el mismo trofeo por Luna de Avellaneda (2004), se llevó la Espiga de Plata en la Seminci.

   Uno de los recientes cambios de registro en su carrera le condujo al admirado Bombita de Relatos salvajes. Ese ingeniero que se vengaba del afán recaudatorio del Estado con un atentado se erigió en un icono social. Y en el plano artístico contribuyó a que cuatro millones de argentinos dotaran a esa comedia de la mayor taquilla registrada por una producción autóctona hasta la fecha.
Darín y Szifron durante la filmación de 'Relatos salvajes'
17-06-2016 Versión imprimir
© AISGE 2017   Webmaster   Condiciones de uso   Política de privacidad
Inicio