twitter instagram facebook
Versión imprimir
28-02-2019


Síguele la pista

 

Miguel Bernardeau, el ascenso imparable

Conocido por su papel de Guzmán en la serie de Netflix ‘Élite’, este actor valenciano ya ha trabajado a las órdenes de cineastas como Gracia Querejeta y con actrices de la talla de Maribel Verdú o Juana Acosta

 


 

SERGIO GARRIDO

Guzmán es un chico que lo tiene todo: guapo, inteligente, rico. Es alumno de Las Encinas, uno de los colegios más prestigiosos de la ciudad, y triunfa en lo que se propone. Pero la cosa cambia cuando al instituto llegan tres estudiantes becados procedentes de un barrio muy humilde. Entre ellos se encuentra Nadia, hija de padres musulmanes que regentan una pequeña tienda de alimentación. Guzmán intentará acercarse a ella a toda costa, con esas intenciones superficiales que suele tener hacia las chicas. Aunque Nadia se le resistirá por sus creencias y su empeño en mantener la beca de cara a labrarse un futuro. Para sorpresa del chaval, que siempre ha conseguido cuanto ha deseado, el rechazo de Nadia no hace sino acrecentar su interés: poco a poco ella irá despertando cada vez más atracción en él. Para saber cómo evoluciona su historia y la de los demás compañeros de Las Encinas solo hay que ver en Netflix la primera temporada de Élite, uno de los fenómenos de la ficción española del momento.


  Como ya hicieron Al salir de claseEl internado Física o QuímicaÉlite nos trae una nueva hornada de jóvenes intérpretes: María Pedraza, Arón Piper, Ester Expósito, Álvaro Rico… Detrás de ese carismático personaje llamado Guzmán, sobreprotector y algo engreído, se esconde uno de los nombres con mayor proyección de esta savia nueva interpretativa: Miguel Bernardeau. A sus 23 años, su popularidad se ha disparado definitivamente gracias al trampolín en que se ha convertido esta serie. Y ha aprovechado la buena racha para lanzarse a la piscina y rodearse de los mejores, habiendo trabajado con directoras como Gracia Querejeta y actrices como Maribel Verdú.



Sus inicios en la pequeña pantalla

Desde muy pequeño, Bernardeau ya tenía claro que meterse en la piel de otros era algo mágico pero que exigía mucha dedicación. Por eso cruzó el charco para formarse en Arte Dramático en centros tan reconocidos de EEUU como el Santa Monica College y la American Academy of Dramatic Arts. Quizás buena parte de ese amor por la interpretación le venga de sus progenitores, pues es hijo de la actriz Ana Duato y el productor Miguel Ángel Bernardeau. Pero lo cierto es que Miguel ha sabido labrarse su carrera a base de formación y pasión a partes iguales.


   Dio sus primeros pasos profesionales gracias a pequeños papeles televisivos. En 2016 intervino en un episodio de Cuéntame cómo pasó dando vida a un soldado. Esa toma de contacto continuaría un año después, también en RTVE pero en su plataforma online Playz, con la webserie Inhibidos. Ese thriller contaba la historia de cinco amigos que, tras un tiempo sin verse, se reunían durante un fin de semana en una casa rural. La divertida escapada se tornaba en pesadilla cuando, a la mañana siguiente de su llegada, descubrían algo totalmente insospechado: estaban secuestrados, encerrados en la casa. En ese trance claustrofóbico hacían mella el estrés, la lucha por la supervivencia y el hambre.




   Bernardeau encarnó en Inhibidos a Toni, el cachondo de la clase y buen amigo de Juan, a quien ponía cara el actor Jaime Olías. Esa historia le sirvió para iniciarse en los roles de chico carismático que tanto le han popularizado. Porque aunque aquel Toni era de origen humilde, curiosamente comparte rasgos con el Guzmán en Élite: el gusto por las fiestas y las chicas y la habilidad de saber siempre cómo sacarse las castañas del fuego. En Inhibidos, que contaba con elementos interactivos y contenidos transmedia, compartía trama con Josean Bengoetxea, Blanca Parés y Alberto Jiménez.


   En 2018 se puso en la piel de Isaac para Sabuesos, la simpática comedia de TVE cuyo elenco encabezaban Salva Reina y Ramsés, hijo de Pancho, el perro más conocido de la pequeña pantalla por sus anuncios de lotería. Ese mismo año sería también el de su llegada al colegio Las Encinas, el escenario donde transcurren las peripecias de esa Élite creada por Carlos Montero para Netflix, cuya segunda temporada se graba actualmente. ¿Con qué nos sorprenderá Guzmán en los episodios venideros?


En cine junto a Javier Cámara o Maribel Verdú

Pese a su juventud, ya se ha codeado con rostros emblemáticos de la profesión, desde José Coronado a Maribel Verdú pasando por Javier Cámara o Roberto Álamo. Su debut cinematográfico fue a las órdenes de Carlos Therón en la comedia Es por tu bien, donde hizo de Dani, el novio de Marta (Georgina Amorós). Tuvo que lidiar entonces con las argucias del padre de su chica, Chus (Cámara), y los dos aliados de este, Arturo (Coronado) y Poli (Álamo). Los tres se confabulaban para espantar a los primeros amores de sus respectivas hijas en un hilarante cóctel de encuentros y desencuentros.


   Su trabajo más reciente en la gran pantalla se lo ha brindado Gracia Querejeta, conocida por películas como Siete mesas de billar francés Felices 140, quien decidió probar suerte en el humor negro con su último filme: Ola de crímenes. Y le ha salido bien. En esta descacharrante cinta vemos al apuesto Bernardeau como Julen, que siente una desbocada tensión sexual hacia Leyre (Maribel Verdú) pese a la diferencia de edad.


   El hijo de ella mata a su padre en un arrebato. Leyre hará lo imposible por ocultar la muerte de su exmarido y, en consecuencia, acabará desencadenando una apabullante sucesión de asesinatos en Bilbao. Todo se complica al entrar en escena Vanesa (Paula Echevarría, la segunda esposa del recién fallecido); Susana (Juana Acosta, su abogada); y la pareja de inspectores de ertzainas que forman Andoni (Antonio Resines) y Juantxu (Raúl Peña). El resultado es una comedia fresca en la que apreciamos el lado más desenfadado del actor, a quien hay que seguir de cerca porque... ¡promete!

Versión imprimir