twitter instagram facebook
Versión imprimir
07-03-2019


Telescaparate

 

Tertulias sobre vejez, embarazos con noviazgo, altas instancias gubernamentales y costureras de antaño 

Las recomendaciones seriéfilas de NURIA DUFOUR

Nuestra experta televisiva nos descubre una preciosidad en Netflix que apenas ha gozado de trompetería promocional, pero también una cruda comedia británica sobre relaciones (sobrevenidas) de pareja, la apuesta de Mediaset por "un House of Cards a la española" y una inmersión en la primera mitad del siglo XX por parte de la Televisión de Galicia, siempre muy activa en el ámbito de la ficción.

El método Kominsky

Estrenada en Netflix casi de tapadillo, al margen de las rotundas campañas de publicidad a las que la plataforma nos tiene acostumbrados, la comedia otoñal que encabezan Michael Douglas y Alan Arkin se ha revelado como una de las ficciones a las que no perder la pista. El American Film Institute la situó entre las mejores series de 2018, toda una proeza teniendo en cuenta su lanzamiento en las últimas semanas del año. Esta nueva producción de Chuck Lorre (The Big Bang TheoryDos hombres y medio) ha obtenido el Globo de Oro a la mejor comedia y el de actor para Douglas. ¿En qué consiste El método Kominsky? Kominsky es Sandy (Michael Douglas, además de protagonista, productor de la serie), un reconocido profesor de interpretación, actor en horas bajas, que dirige una escuela de teatro junto a su hija. Y Kominsky es también Norman Newlander (Alan Arkin), su representante, un hombre triste y realista con un sentido del humor bastante afilado. Kominsky supone el duelo interpretativo de esta pareja de amigos que, entre clase y clase, polemizan con descarnada sorna sobre próstata y sexo, vejez y vida. La serie tiene asegurada una segunda entrega de otros ocho capítulos.   

Catastrophe

Con ese título tan sonoro y contundente se presenta la historia de Sharon y Rob, dos desconocidos, ejecutivo norteamericano él y profesora irlandesa ella. Tras una semana de sexo y alcohol que termina en embarazo, dan el triple salto mortal con el inicio de una relación de pareja. La naturalidad sería el rasgo que mejor define a esta comedia británica, hilarante y descarada, pero también agridulce. Cero artificios tanto en los diálogos como en la puesta en escena. Las cosas, por su nombre. Consta de cuatro temporadas con seis capítulos por tanda. La primera se emitió en 2015, mientras que la última llegó a principios de año, cuando ya pensábamos que nos quedaríamos sin las idas y vueltas de Sharon y Rob. Todas las entregas están disponibles en Movistar. A ambos les acompañan unos amigos separados, el hermano de ella, sus padres, sus compañeros, los de él y su madre, a quien puso cara la recordada Carrie Fisher en el último papel de su trayectoria. Creada y también encabezada por Sharon Horgan y Rob Delaney, ambos comparten nombre con los personajes del tándem protagonista pero no los apellidos, Morris y Norris en la pantalla. Casualidades que, cuando ocurren en la vida real, parecen ficción. Y de ficción, esta propuesta, tiene lo justo.

Secretos de Estado

Mediaset se adentra en la ficción política con este thriller a lo House of Cards, según afirman en sus promociones, cuyos 13 episodios se grabaron durante seis meses la pasada primavera en localizaciones naturales de Madrid y Segovia. Protagonizado por Emmanuel Esparza, quien hace de presidente del Gobierno, con Miryam Gallego en el papel de su ambiciosa esposaSecretos de Estado llegó a la parrilla de Telecinco el pasado febrero con casi 15 puntos porcentuales de cuota de pantalla y más de dos millones de espectadores. Los datos han ido a la baja en las siguientes entregas, aunque no así el liderazgo de la noche. La serie nació del acuerdo recientemente extinto de la cadena con Melodía Producciones, la compañía de Frank Ariza (El ContinentalPerdóname, señorLos Nuestros 2). El reparto principal de este nuevo título lo completan José Luis García Pérez (que hace doblete en la parrilla con la ficción de TVE Hospital Valle Norte), Michelle Calvó y Jesús Castro. Y cuenta además con las colaboraciones de rostros tan conocidos por el gran público como Natalia Millán, Patxi Freytez, Elvira Mínguez, Adolfo Fernández, Marta Nieto.... 


Dalia, a modista 

En la parrilla de la Televisión de Galicia, una de las más prolíficas en cuanto a ficciones, encontramos esta miniserie ambientada allá por los años cincuenta con flashbacks a la década de los treinta. Cuenta el regreso de una joven costurera, Dalia, a la imaginaria villa de Prescedo para investigar la muerte de su progenitora. Porque su suicidio resulta poco creíble para la hija. Sus cuatro capítulos se estrenaron en diciembre de 2016 y lograron casi un 20 por ciento de cuota de pantalla, además de 12 nominaciones en la edición número 15 de los premios Mestre Mateo. Producida por CTV (O sabor das margaridas) y dirigida por Giselle Llanio (Libro de familia,Serramoura), obtuvo trofeos para la actriz Covadonga Berdiñas en la categoría de reparto y en los apartados de vestuario, maquillaje, peluquería y arte. Dalia, a modistase ha exportado a varios países de Latinoamérica en los que ha cosechado bastante éxito. Durante su lanzamiento en Argentina por el canal Europa Europa se presentaba como “otra serie española para enamorarse”. Entre los telespectadores argentinos se fraguó precisamente el éxito internacional de La casa de papel, MerlíGran Hotel.


Versión imprimir