twitter instagram facebook
Versión imprimir
26-09-2012

“España da un paso atrás
en la defensa de sus creadores”
 
Penélope Cruz también arremete contra las medidas "escalofriantes" en materia cultural y educativa 

NANO AMENEDO
La industria audiovisual española y los trabajadores de la cultura han aprovechado el marco del Festival de Cine de San Sebastián para criticar con dureza la derogación del modelo de copia privada que llevaba más de dos décadas vigente en España, al igual que en la inmensa mayoría de nuestros países del entorno occidental. En una rueda de prensa convocada en el palacio Kursaal, el cineasta Imanol Uribe se erigió en portavoz del sector a la hora de dibujar un panorama sombrío. “En España se ha dado un paso atrás en la defensa de los derechos de los creadores”, resumió Uribe, y los grandes perjudicados son, como casi siempre, los eslabones más débiles de la cadena: las personas mayores que recibían ayuda asistencial o los artistas noveles que gozaban de actividades promocionales.
 
Uribe compareció en compañía de Yvon Thiec, de Eurocinema (Asociación europea de cineastas), y de Rafael Sánchez, en nombre de los productores audiovisuales (Egeda), en una convocatoria a la que tampoco faltó el delegado de AISGE en San Sebastián, Mario Pardo, junto con actores adscritos a esta delegación. Imanol Uribe recordó aspectos que “no por ya conocidos conviene perder de vista”, como que el sector cultural representa el 4 por ciento del PIB en España (y el 4,5 por ciento en el conjunto europeo). O que la remuneración compensatoria por copia privada es una fórmula vigente en 23 de los países de la Unión Europea.
 
Sin embargo, el gobierno español ha preferido derogar este modelo y establecer una pequeña compensación a través de los Presupuestos Generales del Estado. El resultado es que las industrias culturales pasan a recibir apenas cinco millones de euros, mientras antes recaudaban cerca de 110. Y con una paradoja adicional: esa compensación la pasan a pagar ahora todos los contribuyentes, por vía presupuestaria, mientras que antes dependía de las industrias tecnológicas y los compradores de los dispositivos con capacidad de copia.
 
Ante esta tesitura, Uribe resumió: “Parece que Europa apuesta por los creadores y España, por la industria tecnológica”. Los participantes en la rueda de prensa insistieron en recordar que el 20 por ciento de la copia privada se dedicaba a actividades de promoción y solidaridad. Sin ir más lejos, la Fundación AISGE se nutría de esos fondos para su política asistencial, que solo en 2011 representó una inversión de 2,98 millones de euros y de la que se beneficiaron un total de 650 artistas, en su gran mayoría personas mayores.
 
 
 
Penélope Cruz: “Decisiones escalofriantes”
La actriz Penélope Cruz, socia de AISGE y uno de los rostros más internacionales de nuestra cinematografía, también ha aprovechado su paso por el Festival de Cine de San Sebastián para explicitar su preocupación por el momento que atraviesa el país. “Son escalofriantes muchas de las decisiones que está tomando este Gobierno”, dijo durante la presentación de la película Volver a nacer. Y agregó: “Dan mucho miedo, pero no solo en el sector del cine, sino sobre todo en la educación. Me preocupa mucho más la educación que el cine. Lo que están haciendo con la educación es para tirarse de los pelos. Sin educación no hay futuro”. La dueña de un Oscar a la mejor actriz de reparto (por su papel en Vicky, Cristina, Barcelona) dijo que podría “estar horas hablando de estas cosas”, tal es su malestar por el cariz que están tomando los acontecimientos en España.

Rafael Sánchez, Imanol Uribe, Yvon Thiec y María Jesús Raudona

Rafael Sánchez, Imanol Uribe, Yvon Thiec y María Jesús Raudona

Penélope Cruz, a su paso por San Sebastián

Penélope Cruz, a su paso por San Sebastián

Versión imprimir