twitter facebook instagram
Inicio Aisge
Noticias Entrevistas Cursos
 
Foto Fija
Versión imprimir

 
 
Veki G. Velilla


“La formación académica debería tratar el cine como parte importante de la cultura”

 
 
Hace ahora dos años que esta joven empezó a desenvolverse en la fotografía de moda y a prestar su rostro para anuncios de marcas como Burguer King, Renfe, Coca-Cola o El Pozo. Su experiencia cinematográfica se limita de momento al cortometraje, un formato presente en su currículum desde 2013. Entonces rodó para la Comunidad de Madrid una pieza contra la violencia de género y otra titulada Filo. Después fue el turno de The Phonbies, perteneciente a una campaña para fomentar el uso responsable del móvil entre adolescentes, muchos de ellos en peligro de desarrollar adicción. Planteaba el abuso del teléfono como un virus que consume el cerebro hasta convertir al infectado en una especie de zombi. Este septiembre se estrenó en el Cine Capitol de la Gran Vía Oscillation, dirigido por un estudiante de la ECAM, la historia de una chica que se pierde en la tienda de lámparas donde trabaja y encuentra fantasmas que la aterrorizan y la atraen al mismo tiempo.
 
   Su debut televisivo se remonta al pasado mes de junio, cuando comenzó a grabar para Telecinco la serie Anclados, cuyo lanzamiento llegará en enero de 2015. Esa comedia sobre la singular tripulación de un crucero, que constituye una oportunidad de oro para darse a conocer entre el gran público, le ha confiado el papel de la descarada Olivia. Hasta ahora solo ha trascendido que se enamorará de Raimundo (Miki Esparbé), uno de los camareros del buque, al que llegará para sacarse un dinero extra gracias a sus padres. Y es que es hija del capitán (Fernando Gil) y la directora (Miren Ibarguren), cuyo matrimonio naufragó hace tiempo por incompatibilidad de caracteres: las continuas infidelidades de él no encajan con el afán controlador de ella. A esa familia rota se suman actores tan populares como Rossy de Palma, Joaquín Reyes, Úrsula Corberó, Alfonso Lara…
 
 

 
 
 
HÉCTOR MARTÍN RODRIGO
¿Recuerda el momento particular en que decidió ser actriz?
− Desde bien pequeña les decía a mis padres: “De mayor quiero ser actriz". Y recuerdo especialmente una ocasión en la que me respondieron: “¡Y tu primo futbolista!”. No ha habido un instante concreto en el que tomase la decisión, más bien siempre he sabido que era esto a lo que realmente quería dedicarme.
 
− ¿Quién fue la primera persona a la que se lo contó?
− A mis padres. Cuando les dije definitivamente que iba a probar como actriz, no les gustó la idea en absoluto, ya que hoy en día es difícil ganarse la vida así. Hasta entonces habían creído que era un hobby, pero poco a poco entendieron que era lo que realmente quería y vieron que estaba luchando por ello, así que no dudaron en apoyarme en todo momento.
 
− ¿Cuál ha sido el mayor golpe de suerte que ha recibido hasta ahora en su carrera?
− Conocer al que hoy es mi representante. Desde el principio confió en mí como actriz y me consiguió pruebas en Globomedia, que hace poco me ha brindado un papel para la serie Anclados.
 
 

 
 
 
− ¿Cuál de los personajes que ha interpretado le ha calado más hondo? ¿Por qué motivo?
− Mi Carlota del cortometraje Oscillation. Era una chica muy distinta a mí, pero solo en apariencia, pues terminé encontrando cierta similitud con ella. Le guardo un cariño especial porque fue el papel con el que comenzó mi carrera, el primero que trabajé a fondo.
 
Si el teléfono dejara de sonar, y ojalá que no, ¿a qué cree que se dedicaría?
− A la docencia infantil. Es una espinita que tengo clavada a medias, doy por hecho que mi vida estaría ligada a los niños.
 
− ¿Ha pensado en tirar la toalla?
− Jamás, jamás.
 
− ¿En cuál de sus actuaciones pensó: “¡Madre mía, en qué lío me he metido!”?
− En el casting de Oscillation. No sabía dónde meterme cuando me enteré de que mi primer trabajo sería cine mudo, me atacaban los nervios, así que solo acerté a decir: “Sin problema, todo controlado”.
 
 

 
 
 
− ¿Cuál considera que es el principal problema del cine español y qué solución sugiere?
− La falta de cultura cinematográfica. A diferencia de lo que ocurre con otras manifestaciones culturales, gran parte de la población considera que el cine es un mero entretenimiento. La formación académica debería empezar a tratarlo como un elemento importante dentro de la cultura española, algo que ya se hace con el resto de las artes.
 
− ¿Cuál fue el primer intérprete que le conmovió?
− Leonardo di Caprio en Titanic.
 
¿Qué frase cinematográfica le gusta aplicar como leit motiv personal?
“Soñar no te servirá de nada si olvidas vivir”. La dicen en Harry Potter y la piedra filosofal.
 
− ¿Qué cinta ha visto tantas veces que se sabe los diálogos completos de alguna escena?
Pulp Fiction.
 
 
 

 
 
 
¿De qué serie de televisión se declara fiel seguidora?
− De Castle. Es genial en todos los sentidos.
 
− ¿Cuál es el mejor consejo que le ha dado alguien cercano para ejercer este oficio?
− “Crecer profesionalmente, crecerás, pero solo eres un hombre, solo eres un hombre” (Toni Arranz).
 
− ¿Qué punto fuerte destacaría de usted como intérprete?
− Mi expresividad y el entusiasmo por aprenderlo todo en todo momento.
 
− ¿Y débil?
− A veces me juzgo demasiado cuando veo mis actuaciones.
 
¿Cómo titularía la autobiografía de lo que lleva vivido hasta ahora?
− “El primer escalón de un millón”.
 
¿A qué lugar del planeta se teletransportaría mañana mismo?
− A las Montañas Foja, en Papúa Nueva Guinea.
 
 
 

 
 
 
− Adelántenos, ahora que no nos escucha nadie… ¿Cuál es el siguiente proyecto que se va a traer entre manos?
Anclados, una nueva comedia de Globomedia para Telecinco, donde daré vida a Olivia. El resto ya lo veréis [Risas].
 
− Su mayor sueño profesional es…
− Que los personajes que encarne sean muy diferentes entre sí, contrarios, atípicos… ¡Quiero interpretar todo lo posible y más! Así nunca dejaré de crecer.
 
− ¿Qué titular le gustaría leer en el periódico de mañana?
− “El paro actoral ahora se estudia en Historia”.
 
− ¿Qué temas pondrían banda sonora al momento actual de su vida?
Esta soy yo, de El sueño de Morfeo.
 
− ¿En qué otro período histórico le gustaría haber vivido?
− En la época dorada de Hollywood, para así conocer a Charles Chaplin, entre otros.
 
¿Con qué parte de su cuerpo se siente más satisfecha?
− Con la mirada.
 
Díganos qué le parece más reseñable de AISGE (si es que hay algo) y en qué aspecto le gustaría que mejorásemos (si es que hay alguno).
− Es fundamental la existencia de una entidad que apoye a los actores, igual que las hay en el resto de colectivos. Desarrolláis una gran labor, necesaria para garantizar nuestros derechos.
Versión imprimir
© AISGE 2017   Webmaster   Condiciones de uso   Política de privacidad
Inicio