twitter facebook instagram
Inicio Aisge
Noticias Entrevistas Cursos
 
Noticias
17-10-2016 Versión imprimir

 
#VetustaSahara


Día 3: La marea de arena

JUANMA LATORRE (Texto y fotos)
Guitarrista y compositor de Vetusta Morla
 
 
A pesar del bosque de antenas que sobresale en la árida llanura, lo que sucede fuera de los campamentos se escucha como un rumor lejano, como el eco de una guerra en la que nos declaramos neutrales. Leonard Cohen afirma estar listo para su muerte, Bob Dylan levanta una polvareda al ganar el Nobel de Literatura (a falta de uno para la música), los políticos siguen negociando… Y todo ello llega aquí como una ola que fue huracán en el centro del mar y acaba tocando la playa con inofensiva mansedumbre. 
   
    Las leyes que rigen la trascendencia no operan en el Sáhara igual que en nuestro mundo. Lo importante y lo superfluo no se calculan con la misma fórmula. Hasta los grandes acontecimientos se cubren en el desierto con arena traída por el siroco en lo que dura la preparación de un té. El ejercicio de relativización resulta muy saludable para quienes tendemos a hacer montañas de granos de arena, y siempre viene bien volver a recolocarse en el universo con humildad, en nuestra posición de partículas infinitesimales.

 
   Solo por un rato, claro... Porque en cuanto vemos que se puede, buscamos una conexión decente que alivie nuestra wifindigencia. No viene mal, pues tampoco está nuestro espíritu preparado para que no exista nada en qué pensar más allá de la duna, el desierto y la lucha. Cumplidos nuestros propios ritos, dedicamos la tarde a ensayar nuestro concierto para la ceremonia de clausura del FiSahara.
 
   En un cuarto acondicionado en la Casa de la Mujer de la wilaya instalamos nuestro chiringuito musical, más exiguo de lo acostumbrado, pero al que sacaremos todo el jugo en nuestra actuación. Deseosos de integrar nuestra música con todo lo que vemos y sentimos alrededor, cambiamos algunas canciones para adaptarlas a los ritmos más populares y de mayor aceptación en los saraos que se estilan por aquí. Invitamos además a un MC palestino que está en el festival impartiendo unos talleres a colaborar con nosotros en La Marea. Osloob llega al ensayo con gorra, chaqueta de chándal y desparpajo rapero transfronterizo. Saluda como si nos conociéramos de mucho tiempo, pero nunca ha escuchado la canción. Nosotros tampoco su música. Hablamos con el lenguaje de la intuición, tocamos el tema y llega su parte. Las ondas de las dunas y de agua se hacen una misma fuerza que baila en el filo de la comprensión de lo intrínsecamente humano, abriendo ese espacio de encuentro verdadero al que se llega mucho más rápido a lomos de la música que de las palabras. Los chicos de Madrid y el muchacho de Gaza surfeamos juntos una corriente que sortea las diferencias sin abolirlas y fabricamos un instante infinito que conseguriá sobrevivir a la marea y a las arenas.
17-10-2016 Versión imprimir
© AISGE 2017   Webmaster   Condiciones de uso   Política de privacidad
Inicio