twitter facebook instagram
Inicio Aisge
Noticias Entrevistas Cursos
 
Noticias
27-03-2015 Versión imprimir
Foto de familia con todos los ganadores de la edición (@La Diapo)
Foto de familia con todos los ganadores de la edición (@La Diapo)
 
 
XIX Premios María Casares
 
El teatro gallego se reivindica como “servicio público”
 
 
 
Elina Luaces y Machi Salgado recogen los premios a los mejores actores protagonistas en una gala que señaló a ‘Perplexo’, de IlMaquinario Teatro, como espectáculo ganador
 
 
 
E. TEIXO
Reportaje gráfico: CORSINO
Los Premios María Casares del Teatro Gallego celebraron este 26 de marzo, víspera del Día Mundial del Teatro, su decimonovena edición. Organizada por la Asociación de Actores e Actrices de Galicia (AAAG) con el apoyo de la Fundación AISGE, la ceremonia se celebró en el acostumbrado teatro Rosalía de Castro (A Coruña). Dirigió  la compañía Elefante Elegante, que propuso un viaje a la diversidad cultural bajo un “cielo de mil bombillas” y con el exquisito acompañamiento del grupo musical Kibitka, una “caravana migratoria” de integrantes provenientes de múltiples países. Finalmente, la noche resultaría especialmente propicia para Perplexo, de IlMaquinario Teatro, que se hizo con el mayor número de premios: cinco, entre los que se cuentan Mejor Espectáculo, Mejor Dirección y Mejor Adaptación-Traducción. Las distinciones a los intérpretes quedarían repartidas entre diversas producciones.
 
 
Elefante Elegante, en uno de los números de la gala
Elefante Elegante, en uno de los números de la gala
 
 
 
   La gala de los XIX María Casares estuvo marcada por los argumentos reivindicativos y se abrió, precisamente, con el discurso de Victoria Pérez, vicepresidenta de AAAG, que recordó que esta entidad está negociando el segundo Convenio del Teatro de Galicia y con la mirada puesta, también, en el Convenio del Audiovisual en esa Comunidad. La portavoz de AAAG expresó el deseo de la profesión escénica gallega de “hacer nuestro trabajo bien y en buenas condiciones para el gremio y para el público”, y recordó la importancia de “saber decir NO cuando se pretenda que trabajemos no por debajo del convenio, sino por debajo de lo mínimo”. Pérez criticó la labor del conselleiro de Cultura que ahora abandona su cargo en la Xunta de Galicia y exhortó a su sucesor a “sumergirse en la cultura y a creer en ella, porque la gente del teatro contamos un mundo”.
 
 
Iria Pinheiro
Iria Pinheiro
 
 
 
   Poco más tarde, en uno de los momentos más celebrados de la noche, la actriz Iria Pinheiro salió caracterizada de prostituta para ejecutar un hilarante monólogo, no exento de retranca, en el que, rememorando sus buenos tiempos en el teatro, dijo envidiar el “IVA flexible” que se aplica al sector en Francia. También manifestó la dificultad de una mujer de más de 35 años para conseguir un papel: “Al pasar de esa edad, te difuminas; acuarela total”, dijo. El personaje interpretado por Pinheiro recordó el IVA al 4 por ciento que se aplica al cine pornográfico y explicó así su deriva del teatro a las producciones eróticas y, de ahí, a la prostitución. Al final, terminó cantando, completando una escena almodovariana, aunque á feira, y levantando el aplauso general.
 
César Goldi
César Goldi
 
 
 
   La gala transcurrió hilvanando discursos reivindicativos con las muy diversas intervenciones de Elefante Elegante. Además del citado monólogo de Iria Pinheiro, la compañía gallego-portuguesa ofreció un inspirado número de homenaje al cine mudo; la ortodoxa ejecución de un fado; baile y acrobacias; y hasta un cuento infantil musicado. Llegado el turno de premios reservados a los intérpretes, inauguró el palmarés César Goldi, Mejor Actor Secundario por Ultranoite no País dos Ananos, de la compañía Chévere. Con 22 años de profesión a sus espaldas, Goldi se emocionó al dedicar su jarra María Casares a su tío David, a quien recordó como buen cantante y acompañante eventual de Alfredo Krauss. El actor presumió de haber logrado su galardón trabajando en una producción de Chévere, recientemente distinguida con el Premio Nacional de Teatro. Finalmente, aludió al origen del texto en la obra Viaxe ao País dos Ananos, del fallecido autor y activista ourensano Celso Emilio Ferreiro: “El País de los Enanos desilusionó a Celso Emilio”, dijo, “pero no a mí. Con este talento nuestro, debemos tener la esperanza de convertirnos en un país de gigantes”.
 
 
Areta Bolado
Areta Bolado
 
 
 
   Areta Bolado recibió el galardón a la Mejor Actriz Secundaria por PAN! PAN!, un montaje de la compañía A Panadaría que ironiza y satiriza la cultura estadounidense de las películas de indios y vaqueros. Incrédula y claramente emocionada, Bolado agradeció el premio y apenas pudo añadir nada más.
 
 
Machi Salgado
Machi Salgado
 
 
 
   Sí se extendió, en cambio, el locuaz Machi Salgado, Mejor Actor Protagonista por O feo, de la compañía CatroCadeiras. Muy aplaudido a su salida, quiso convencer a la audiencia de que los sueños se cumplen. “Yo deseo cosas y luego me suceden”, aseguró. “Así, deseándolo, conseguí a mi pareja y a mis dos hijas. Y llevaba mucho tiempo deseando este premio, que también se me ha cumplido”. Salgado se reivindicó como el primer actor titulado en Galicia en ganar un María Casares.
 
 
Elina Luaces
Elina Luaces
 
 
 
   Completó el póker de intérpretes una actriz participante en otra producción distinta a todas las anteriores: Elina Luaces, Mejor Actriz Protagonista por Meu ben, de Eme2 Producións. Aplaudidísima, Luaces se mostró también sorprendida por su triunfo y distinguió a las demás finalistas. Antes de abandonar el escenario, sintetizó su mensaje en una alocución sencilla, si bien que lacónica: “Una vez que se recibe el premio, la verdad es que da cierto gusto”.
 
 
IlMaquinario, al recoger el premio al mejor espectáculo
IlMaquinario, al recoger el premio al mejor espectáculo
 
 
 
   Al término de la velada, la obra Perplexo, de IlMaquinario Teatro, sumaría cinco premios (Mejor Espectáculo, Mejor Dirección, Mejor Adaptación-Traducción, Mejor Iluminación y Mejor Vestuario), convirtiéndose en la triunfadora de los XIX María Casares. Por detrás, Ultranoite no País dos Ananos, de Chévere, recogía los galardones a Mejor Actor Secundario, Mejor Texto Original y Mejor Música Original. La candidatura Mejor Espectáculo Infantil, convocada este año por primera vez, fue para Tanxarina por A casa do avó, un texto basado en un caso de desahucio explicado a un público de todas las edades.
 
 
Vicente Montoto
Vicente Montoto
 
 
 
Vicente Montoto, Premio de Honor
La AAAG decidió, por unanimidad, dedicar este año el Premio de Honor Marisa Soto a Vicente Montoto, autor, actor y agitador de la escena gallega. El actor Vicente Mohedano lo introdujo como “un compañero y una persona generosa”, y Montoto pisó el escenario rodeado del elenco de Elefante Elegante, que lanzaba pétalos de rosa a su paso. El homenajeado afirmó que “la importancia y la función social del teatro gallego en los últimos tres decenios lo convierten en un servicio público: recortar sus presupuestos es un culturicidio”. Montoto, siempre crítico, añadió: “Tengo la suerte de no frecuentar ya demasiado los despachos de las administraciones. Ellos no miran a los ojos. Todo lo achacan a la crisis. El Centro Dramático Galego contrata hoy a la mitad de trabajadores. Pero viene un cantante famoso a hacerse una foto y se lleva una cantidad similar al 50% del presupuesto público anual para el conjunto de las artes escénicas”. Con esta última referencia aludía a la aportación económica de la Comunidad gallega al videoclip Noche y de día, de Enrique Iglesias, estrenado el pasado febrero.
 
 
 
Manifiesto Gallego del Día Mundial del Teatro
Como es costumbre, la escena gallega armó un año más su propio manifiesto para conmemorar el Día Mundial del Teatro. El autor encargado, el escritor Xurxo Borrazás, leyó personalmente su texto, que recordó la sociedad indisoluble entre el mundo real y la esencia teatral: “Buscamos papeles de adulto y nos disfrazamos de adulto para resultar creíbles. Jugamos a ser trabajadores, o padres y madres, sin estar muy convencidos de que sean los papeles de nuestra vida. Decimos que la vida en pareja es teatro, que la oficina es teatro, que una boda, un juicio, un discurso o un funeral son teatro”. Tras reivindicar la lengua gallega como vehículo conductor del hecho cultural en esta Comunidad, el manifiesto concluye: “¡Qué frío hace en el mundo! ¡Qué bien se está en el teatro!”.
 
27-03-2015 Versión imprimir
© AISGE 2017   Webmaster   Condiciones de uso   Política de privacidad
Inicio