twitter instagram facebook
Versión imprimir
29-06-2021

Andrea Fandos

 

“No sé qué seré de mayor. De momento, quiero seguir actuando”

La protagonista de ‘Las niñas’, de Pilar Palomero, consigue con solo 12 años su segunda estatuilla en los Premios Simón del cine aragonés

 

 

CAMINO IVARS

Dice el tópico que el talento no tiene edad, pero la actriz zaragozana Andrea Fandos (Zaragoza, 2008) se está encargando con creces de hacer buena la frase. Tras el éxito del largometraje de Pilar Palomero, quien ha reconocido en varias ocasiones que Celia es “el alma de la película”, la protagonista de Las niñas asegura sentirse muy ilusionada con un premio que recibe, créanselo, por segunda vez en su vida. Un orgullo y una responsabilidad que esta preadolescente asume de manera natural y sin renunciar a un irresistible desparpajo. La entrega de los Premios Simón tuvo lugar el sábado, 26 de junio, en la localidad turolense de Andorra. 

 

¿Cómo te sientes? 

– Muy contenta, la verdad. Estaba nominada junto a muy buenas compañeras y todas teníamos las mismas posibilidades. Recibir un premio en tu tierra es muy emocionante. 

 


Con Natalia de Molina, en una escena de 'Las niñas'


 

¿Siempre has querido ser actriz?

– No fue una decisión. Más bien la interpretación ha sido una constante en mi vida. Desde muy pequeña he estado vinculada al mundo del teatro en el colegio y más tarde en el instituto. Luego me apunté a escuelas como Las Esquinas y Arbolé. Y así, hasta que me presenté a mi primer casting

 

El del cortometraje La comulgante, de Nacho Lasierra, que también protagonizarías y con el que ganaste tu primer Premio Simón. 

– Así es. Recuerdo que mis padres no sabían si decírmelo o no porque sabían que iba a querer estar ahí. Esa fue la primera vez que hice un casting en mi vida. Luego llegó el de Las niñas

 

Dos de dos, y los dos como protagonista… 

Lo importante en estos casos es ser perseverante y no rendirse. Un casting no depende de ti, ya que muchas veces simplemente no cuadras con los rasgos del personaje o lo que buscan. Que te digan que no en una prueba no te define como actriz, igual que un examen no define tu inteligencia. Simplemente hay que esperar, porque tu momento llegará. 

 

¿Qué enseñanzas has podido adquirir a raíz del rodaje de Las niñas?

– Me ha permitido aprender muchas cosas. La primera, me ha servido para abrir los ojos y conocer una época que de otra manera jamás hubiera vivido, la de los años 90. ¡Es que para mí eso suena súper lejano! [Risas]. También he podido conocer la realidad a la que se enfrentaron las mujeres de aquella época y comprobar que algunas cosas que no han cambiado tanto. El personaje de mi madre, a cargo de Natalia Molina, es el de una madre soltera que hace todo lo necesario para salir adelante y proteger a su hija. 

 

(Foto: Jorge Fuembuena)

 

¿Qué te aporta actuar? 

– Me permite afrontar situaciones que no voy a vivir nunca, como este viaje en el tiempo a la Zaragoza de los 90. Eso, y experiencias de todo tipo.   

 

Toda la crítica ha destacado tu naturalidad frente a la cámara. ¿Tienes claro cuál es el secreto? 

– Depende de las escenas. Para mí eran mucho más sencillas las secuencias con las niñas, porque son mis amigas de verdad y estábamos jugando. Conseguía olvidarme de que había una cámara. Cuando tocaban escenas tristes o alguna discusión con mi madre, por ejemplo, la cosa cambiaba.

 

Pero para eso habéis contado con una ayuda excepcional, la del actor Rubén Martínez como preparador de actores. 

– Totalmente. Al final se convirtió en uno más del grupo de las niñas… [sonríe] Al ser un actor conocido nos sorprendió mucho su cercanía, lo majo que era. Todo el tiempo estuvimos disfrutando y riéndonos. Y lo mejor de todo es que, si te confundías en una escena, no pasaba nada. Nos enseñó que tan solo teníamos que disfrutar del proceso. Sin él no hubiera sido lo mismo. 

 

¿Qué quiere ser Andrea Fandos de mayor? 

– Nadie sabe lo que puede pasar de aquí a unos años, soy muy joven todavía. Me gustan la interpretación y el magisterio. Y, aunque no sé qué seré de mayor, de momento tengo claro que quiero seguir actuando.

 

 

Versión imprimir

Contenidos Relacionados