twitter instagram facebook
Versión imprimir
11-11-2022


AISGE retoma la programación de películas tras el paréntesis pandémico con el ciclo ‘Cine y ciencia ficción’


 

Seleccionados por Emilio Gutiérrez Caba, los seis títulos van a proyectarse, gratis y en lunes alternos, del 16 de enero al 27 de marzo de 2023



COMUNICACIÓN AISGE

Cine y ciencia ficción es el título del nuevo ciclo que la Fundación AISGE propone a los espectadores para el próximo invierno. Hasta que el inicio de la pandemia interrumpiera la actividad presencial de la entidad en marzo de 2020, el público cinéfilo disfrutó durante seis años consecutivos de la exhibición de películas en su sede madrileña. Durante aquel periodo se ofrecieron programaciones de cine bélico sobre la I Guerra Mundial (2014-2015), de temática judicial (2015-2016), de género musical (2016-2017), de protagonismo femenino (2017-2018), de historias ambientadas en medios de transporte (2018-2019) y el ciclo Teatro, circo y variedades (2019-2020). Esta vez la mirada se dirige a filmes pioneros de la ciencia ficción estrenados entre 1924 y 1956.


   El público podrá disfrutar entre el 16 de enero y el 27 de marzo, en lunes alternos, de seis títulos emblemáticos cuya selección ha corrido a cargo del actor Emilio Gutiérrez Caba, presidente de AISGE y su Fundación. La sede central de la entidad (calle Ruiz de Alarcón, 11, metro Banco de España) acogerá las sesiones a las 18.00 horas y con entrada gratuita para todos los asistentes, sean o no socios. Las proyecciones contarán con una detallada introducción por cuenta de reputados estudiosos del séptimo arte y periodistas especializados. En anteriores convocatorias participaron el escritor y académico Antonio Muñoz Molina, la escritora y periodista Elvira Lindo, Carlos F. Heredero (Caimán. Cuadernos de cine), Luis Martínez (El Mundo), Fernando Méndez-Leite (realizador y exdirector de la ECAM), Carlos Reviriego (crítico y director de programación de la Filmoteca Española), Andrea G. Bermejo (redactora jefa de Cinemanía), Alejandro Melero (escritor y profesor en la Universidad Carlos III de Madrid)...



Un fotograma de 'Metrópolis'


   El pistoletazo de salida lo dará el lunes 16 de enero El ladrón de Bagdad, que dirigió Raoul Walsh en 1924. Incluida entre las obras cumbre del cine mudo norteamericano, la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos la conserva tras considerarla de especial valor cultural, histórico y estético. El actor Douglas Fairbanks, también productor de la película e involucrado en su guion, protagoniza esta adaptación de Las mil y una noches en la que la fantasía forma tándem con el amor. Un hábil ratero callejero de Bagdad entra en el palacio del califa con el propósito de robar un tesoro, sin imaginar que en esa misión se enamorará de la hija del soberano. Este anuncia la inminente boda de la princesa, que elegirá entre granados pretendientes. El caco se presenta como uno de ellos, conquista a la muchacha, pero enseguida le desenmascaran. En ese punto comienza una trepidante historia de aventuras en busca de la felicidad... De El ladrón de Bagdad se ha destacado la perfección de su ritmo narrativo, la banda sonora, el vestuario y la suntuosidad de sus decorados, diseñados por William Cameron Menzies, quien más tarde se encargaría de crear los de Lo que el viento se llevó.


   Muy próximo está el año 2026, fecha en la que Fritz Lang ambientó en 1927 la historia futurista de Metrópolis, una joya tanto del cine expresionista alemán como del celuloide mundial. Se exhibirá el 30 de enero. Mítica es esa ciudad dividida entre los dirigentes intelectuales de la superficie y los obreros oprimidos del subsuelo donde la ciencia ficción y el amor se dan nuevamente la mano. Porque es un robot con apariencia humana el que hostiga malévolamente a los trabajadores para que emprendan contra la élite una sublevación que tendrá consecuencias nefastas también para ellos. Y porque es una pareja enamorada, formada por el acomodado Freder y la humilde María, la que consigue reconciliar a las partes enfrentadas. Uno y otra simbolizan el corazón que media entre el cerebro (la razón) y la mano (la fuerza) de la sociedad. Esta superproducción muda caracterizada por la profusión de efectos especiales requirió un despliegue nunca visto hasta entonces en Alemania: en presupuesto, en jornadas que sumaron casi un año de rodaje, en decenas de miles de extras... El montaje inicial se recortó por motivos ideológicos y morales para su distribución internacional. Incluso dentro de Alemania su duración se vio mermada en sucesivas versiones: primero, a finales de los años veinte; luego, por culpa de la censura ya en el apogeo del régimen nazi. Los tijeretazos y la pérdida de los negativos originales han hecho imposible rescatar la cinta con las características con que fue estrenada en enero de 1927.



El actor Claude Rains interpretando a Jack Griffin, protagonista de 'El hombre invisible', el papel que le catapultó a la popularidad


   Mucho le debe el cine de terror a El hombre invisible, adaptación de la novela de H. G. Wells que llevó a la pantalla en 1933 el director James Whale. En la sesión del lunes 13 de febrero nos encontraremos con Jack Griffin, un científico cuyo experimento con sustancias químicas sale rematadamente mal, ya que le condena a la invisibilidad perpetua. Solo es visto si se cubre con vendas y ropa. Ante ese resultado, se aleja tanto de su novia como de sus amigos encerrándose en una posada. Su error le perturba hasta el punto de querer aprovechar su situación para sembrar el terror. Y no tarda en convertirse en un hombre temible con crímenes a sus espaldas. Mata incluso a su compañero Arthur Kemp. De hecho, es este uno de los monstruosos personajes del sello Universal que más asesinatos comete en una sola película. Pero la policía finalmente lo abate tras seguir sus pisadas sobre la nieve, y al morir en presencia de su prometida se vuelve visible. La ciencia ficción se mezcla aquí con el suspense, el miedo e inesperados momentos de comedia. Por su gran valor, desde 2008 forma parte de ese National Film Registry que se conserva en la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos.


   La cita del 27 de febrero se dedicará a otro título perteneciente al National Film Registry estadounidense: Ultimátum a la Tierra. Robert Wise lo dirigió en 1951, en plena Guerra Fría, lo cual explica el Globo de Oro honorífico por su contribución al entendimiento entre naciones. Aunque en este filme la paz mundial la propicia un ser llegado de otro lugar del universo. En un parque de Washington D.C. aterriza una nave de la que sale un extraterrestre con aspecto idéntico al de los humanos. Gracias a ello se zafa de todo control y se mezcla con la gente normal. Sus aliados en la Tierra son un niño y su madre viuda. En compañía del muchacho, se cuela en la casa de un eminente matemático al que revelará su mensaje: viene para impedir que se desarrollen armas más potentes que la bomba atómica, pues ello constituiría tal peligro para los otros planetas que no dudarían en destruir la Tierra.



Un instante de 'Planeta prohibido'


   El ciclo dará la bienvenida el día 13 al mes de marzo con la adaptación de otra obra de H. G. Wells: La guerra de los mundos. Byron Haskin dirigió esta cinta de 1953 que ganó un Óscar por sus efectos especiales. En este relato distópico se precipitan naves espaciales por todo el mundo. El problema es que en su interior traen maquinaria de guerra extraterrestre que parece indestructible, pues la humanidad fracasa en su defensa incluso cuando recurre a la bomba atómica. El prestigioso científico Clayton Forrester se encontraba de vacaciones cerca del lugar del impacto de una de las naves. Allí se enamoró de Sylvia van Buren, con quien escapa incansablemente de los ataques. Sobrevivirán también a la destrucción de Los Ángeles, cuya población se evacúa de forma masiva hacia refugios en las Montañas Rocosas. Y en medio de las ruinas de la ciudad verán cómo falla el armamento de los invasores. ¿Por qué? Forrester concluye que porque estos carecen de defensa ante las bacterias y virus de la Tierra. Este largometraje es posterior a aquella versión radiofónica de La guerra de los mundos con la que Orson Welles desató pánico real entre los oyentes en 1938. Ya en 2005, Steven Spielberg filmaría de nuevo esta historia contando con Tom Cruise y Dakota Fanning para los personajes principales. 


   El ciclo concluirá el lunes 27 de marzo con el pase de Planeta prohibido, que se estrenó en 1956 con dirección de Fred McLeod Wilcox. La acción transcurre en un futuro lejano en un planeta llamado Altair IV, perteneciente a otro sistema solar. Hasta allí llegan varios terrícolas para investigar qué sucedió con una misión que la humanidad envió tiempo atrás. Por boca de Edward Morbius y su hija Altaira, los dos únicos supervivientes en el planeta, descubren que una fuerza desconocida acabó con el resto de integrantes de aquella misión. El hombre les muestra también artefactos tecnológicos más avanzados que los de la Tierra, y de ello da fe el robot Robby [su buena acogida entre el público de la película haría que el androide apareciera en otros filmes e incluso en series como Vacaciones en el mar o Colombo]. Pero un monstruo invisible continúa en Altair IV y de nuevo se cobra más vidas. Quienes esquivan la muerte huyen mientras observan desde el espacio cómo se destruye el planeta. Llama la atención que el largometraje no llegase a las pantallas españolas hasta 1967, y en esa demora respecto al estreno de 1956 tuvo mucho que ver el hecho de que la actriz Anne Francis (en el papel de Altaira) fuese la primera de la historia del cine en aparecer con minifalda. Debido a su mayúscula aportación al género de la ciencia ficción, pues inspiraría al creador de la saga Star Trek y a Stanley Kubrick para dirigir 2001: una odisea en el espacio, desde 2013 se preserva en la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos tras incluirse en el National Film Registry.



CALENDARIO DE PROYECCIONES

16 de enero: El ladrón de Bagdad (Raoul Walsh, 1924)

30 de enero: Metrópolis (Fritz Lang, 1927)

13 de febrero: El hombre invisible (James Whale, 1933)

27 de febrero: Ultimátum a la Tierra (Robert Wise, 1951)

13 de marzo: La guerra de los mundos (Byron Haskin, 1953)

27 de marzo: Planeta prohibido (Fred McLeod Wilcox, 1956)

Versión imprimir

Contenidos Relacionados