twitter instagram facebook
Versión imprimir
01-10-2021


En un fotograma de 'Les dues nits d'ahir'. Foto: Benecé Produccions


EmerGENTES


Arnau Comas, en la estela de las estrellas

 

Este joven actor catalán ha impuesto su personalidad y energía en la triunfal obra ‘El chico de la última fila’ y la excelente ópera prima ‘Les dues nits d'ahir’



ALBERTO ÚBEDA-PORTUGUÉS

Ya se ha codeado en el escenario con intérpretes tan poderosos como Sergi López, Pilar Castro, Alberto San Juan, Míriam Iscla o Guillermo Toledo. Lo ha hecho en los dos recientes montajes (en Barcelona y Madrid) de El chico de la última fila, un texto de Juan Mayorga dirigido por Andrés Lima. Ya ha ganado una Biznaga de Plata al mejor actor (ex aequo con Oriol Llobet) en la sección Zonazine del Festival de Málaga por Les dues nits d’ahir (Pau Cruanyes y Gerard Vidal). Por si fuera poco, en 2022 estrenará El nieto, la nueva película de Nely Reguera, donde se codea con Carmen Machi. Con tantas estrellas a su lado y de su lado, Arnau Comas ya es prácticamente una de ellas.


    “El premio en Málaga fue un espaldarazo importantísimo, un reconocimiento al trabajo que vengo realizando desde hace mucho tiempo”, reconoce el artista. Con apenas 28 años, como tantos jóvenes en esta profesión, ha trabajado de lo que ha podido. "De camarero o lo que fuera para mantener mi sueño, que se está convirtiendo en realidad desde que me pagan por ser actor”, afirma Comas.


   En la pantalla grande le habíamos visto gracias al largometraje Las amigas de Àgata (2016), dirigido por las debutantes Laia Alabart, Alba Cros, Laura Rius y Marta Verheyen. Más recientes son sus actuaciones en los cortos El saber perder (Marc Puig Biel) y L’estrany (Oriol Guanyabens), en cuyas secuencias encarnaba a un monitor de campamento pedófilo. “Pese a que está claro que no me identifico con un personaje como el de Nil en L’estrany, intento hacer mío cada uno de mis papeles removiendo cosas que he sentido o, en el caso del corto de Oriol [Guanyabens], tirando de películas o de noticias que leí sobre el tema”, expone.


   Un ejemplo muy concreto de esa interiorización del personaje es su premiado trabajo de Eric en el citado filme Les dues nits d'ahir, sobre tres jóvenes (Comas, Oriol Llobet y Judit Cortina) inmersos en una noche interminable de alcohol y drogas para olvidar el dolor por la muerte de un amigo muy querido. “Eric es un personaje con el que comparto muchas cosas. Su sinceridad, por ejemplo, al decir siempre lo que piensa, aunque eso pueda herir o causarle algún problema con los que le rodean”, explica. La cinta obtuvo el premio a la mejor dirección en la sección Zonazine del certamen malagueño y el trofeo del público en los Premis Gaudí.



Con Gerard Pous en el cortometraje 'L'estrany'


Dos montajes y un mismo éxito

Muy impresionados quedaron el director de escena Andrés Lima y el dramaturgo Juan Mayorga con la labor de Arnau Comas en la pieza El chico de la última fila, representada tanto en Barcelona (Sala Beckett, enero-marzo, 2019) como en Madris (Teatro María Guerrero, octubre-noviembre, 2020). “Arnau y Guillem Barbosa han estado en los dos montajes porque no podía pensar en otras opciones mejores ni iguales para sus personajes”, comentó Lima sobre una obra que habla de la perversa relación entre un profesor de literatura y un alumno, así como de los respectivos entornos de ambos. Recordemos que el texto tuvo una exitosa adaptación al cine a cargo de François Ozon bajo el título Dans la maison (En la casa), Concha de Oro a la mejor película en el Festival de San Sebastián en 2012.


   “Esta doble experiencia de la obra en Barcelona y en Madrid, en espacios tan diferentes como la Beckett, pequeña y entrañable, y el María Guerrero, todo un templo, ha sido completamente inolvidable”, apunta Comas sobre El chico de la última fila. Alberto San Juan, su compañero de reparto en Madrid, manifestó que “Arnau es un actor de una madurez increíble y una preparación alucinante”, mientras que Mayorga señaló que era “algo maravilloso ver a actuar a jóvenes de la talla de Arnau”. 


   En el reciente rodaje de El nieto se ha medido no solo con la gran Carmen Machi, sino también con prometedoras actrices jóvenes como Itsaso Arana y Dèlia Brufau. Se trata de una historia sobre un campo de refugiados en Grecia. Esta nueva experiencia se suma al bagaje de un actor muy seguro de sus posibilidades y de seguir aprendiendo de un oficio tan fascinante e intenso como es la interpretación. Le felicitamos por el viaje artístico en el que está inmerso y deseamos que acapare nuestra atención. 

Versión imprimir

Contenidos Relacionados