twitter instagram facebook
Versión imprimir
13-11-2019

Los estrenos del 15 de noviembre


‘Si yo fuera rico’


AMIGOS, AMORES Y SURF



ALBERTO ÚBEDA-PORTUGUÉS

Romántica y graciosa. Así es esta nueva comedia del madrileño Álvaro Fernández Armero, que rodó en Gijón y en la también asturiana playa de Salinas. Si yo fuera rico es una producción de Telecinco Cinema, Think Studio y Ciudadano Ciskul, entre otras compañías, cuyo reparto encabezan los cotizados Álex García, Alexandra Jiménez y Adrián Lastra.

   A Santi (Álex García) le toca la lotería. Y no precisamente un pellizco, sino un pastón: ¡25 millones! Algo maravilloso si no fuera por un pequeño detalle: el régimen de gananciales en pleno proceso de divorcio de Maite (Alexandra Jiménez). ¿Será Santi capaz de ocultar semejante millonada a su ex y a todo su entorno hasta que el divorcio sea efectivo? 



Intérpretes y personajes

A Santi, el personaje del canario Álex García (en Litus, de Dani de la Orden), le van mal las cosas hasta que le toca la lotería. Y entonces... todo empeora. “Lo primero que haría si yo fuera rico sería comprarme una furgoneta que tuviera de todo y lanzarme a la aventura”, dice García sin dar ningún rodeo.

   Alexandra Jiménez (Anacleto, agente secreto, de Javier Ruiz Caldera), metida en la piel de Maite, no se decide a divorciarse de Santi. Quizá sigue estando enamorada y le guste ver a diario lo torpe que llega a ser su marido.

   A Jordi Sánchez (Bajo el mismo techo, de Juana Macías) le corresponde el papel de Damián, director de sucursal bancaria que maneja con poca eficacia la fortuna del protagonista. 

   “¿Qué otra cosa puedo hacer que tararear la canción de Topol si me imagino como nuevo rico?”, ríe Adrián Lastra (Toc, toc, de Vicente Villanueva), quien da vida a Marcos. Es íntimo amigo de Santi, con muchas deudas, poco futuro e hijos en edad de alborotar. También en situación precaria está Pedro, que encarna Franky Martín (serie Matadero). Le gustaría tener éxito con las mujeres, pero ese sueño parece quedar muy lejos de su alcance. 

   “Si a mí me tocara semejante barbaridad de dinero, donaría grandes cantidades a quien lo necesite, estoy seguro de ello”, señala Diego Martín (Sin rodeos, de Santiago Segura). Él se encarga de Mario, enemigo de Santi, pues pretende a su mujer. Es el prototipo del hombre superficial. 

   También vemos en Si yo fuera rico a Paula Echevarría como la mujer de Marcos, que sueña con riquezas imposibles. Antonio Resines (Ola de crímenes, de Gracia Querejeta) e Isabel Ordaz (El mejor verano de mi vida, de De la Orden) son los padres de Maite/Alexandra Jiménez. Bárbara Santa-Cruz (Jefe, de Sergio Barrejón) es una policía de tráfico que se muestra muy comprensiva con los pudientes, mientras que el famoso surfista Aritz Aranburu enseñará al protagonista a no romperse la crisma en la cresta de una ola.



Una ‘feel good movie’

Álvaro Fernández Armero ha cultivado la comedia en las taquilleras Todo es mentira, Brujas, Nada en la nevera, Salir pitando y Las ovejas no pierden el tren. “Si yo fuera rico es una comedia romántica de ahora, no tiene ñoñerías ni lugares comunes. El reto fue no perder el pulso narrativo de la historia y vigilar el tono para que la película cumpliese con sus expectativas cómicas y a la vez sea honesta. Y sobre todo, estar a la altura de lo que se espera de una película comercial, pero sin dejar de aportar mi granito de arena”, expone el cineasta. Es también autor del filme de terror El arte de morir o de la serie Vergüenza, que arrasa en Movistar+ con el protagonismo de Javier Gutiérrez y Malena Alterio.

  Si yo fuera rico es una feel good movie, una cinta festiva, bienintencionada. Fernández Armero consigue organizar con criterio un entretenido enredo de gente normal que no tiene ni idea de cómo manejarse en el mundo del dinero, del puro artificio y del falso glamur. Es también muy normal que nos encandilen con su trabajo los expertos comediantes Álex García, Alexandra Jiménez, Adrián Lastra o Jordi Sánchez, ya que conocen cuáles son las claves de ese género tan complicado que es la comedia, al que Fernández Armero rinde tributo una vez más en este filme. Seguramente será favorito del público.

Versión imprimir

Contenidos Relacionados