twitter instagram facebook
Versión imprimir
27-03-2019

Los estrenos del 29 de marzo


‘¡Ay, mi madre!’


HERENCIA CONDICIONADA



ALBERTO ÚBEDA-PORTUGUÉS

Frank Ariza debuta en el largometraje con una comedia entre disparatada y romántica que tiene cierto punto surrealista. Rodada en Barbate (Cádiz), la localidad natal del director, es una producción de la propia compañía de Ariza: Gossip Events Producctions. En el elenco intervienen intérpretes tan conocidos como Paz Vega, Secun de la Rosa, Mariola Fuentes.

   María (Estefanía de los Santos) vuelve a su pueblo tras el fallecimiento de su madre. Aunque no se llevaba bien con ella, la difunta le deja una cuantiosa herencia con una sola condición: que se case en menos de un mes. María se reencuentra con Juan (Alfonso Sánchez), un exnovio convertido en cura, y con su primo Segundo (Secun de la Rosa), acomplejado por su cojera pero con ánimo de conquistarla. Como moscas a la miel, van apareciendo muchos pretendientes...



   “Rodeada de grandes actores del cine español, Estefanía de los Santos hace un trabajo deslumbrante”, afirma Ariza sobre esta actriz que aspiró al Goya a la mejor intérprete revelación por Grupo 7 (Alberto Rodríguez). Últimamente ha triunfado en la película Jaulas (Nicolás Pacheco) y las series El Continental y La peste.

   Secun de la Rosa ha destacado en Negociador (Borja Cobeaga), Pieles (Eduardo Casanova), La reina de España (Fernando Trueba) y Tiempo después (José Luis Cuerda). En la cinta de Ariza, De la Rosa forma un estrafalario dúo musical con Mariola Fuentes (Rosi), a la quien conocemos en cine por Hable con ella y Los abrazos rotos (Pedro Almodóvar), Los muertos no se tocan, nene (José Luis García Sánchez) y en televisión gracias a Arde Madrid.  En el reciente Festival de Málaga ha sido galardonada con la Biznaga Málaga Cinema por su trayectoria.

   Actor y director, Alfonso Sánchez triunfó la pasada temporada con El mundo es suyo, pero anteriormente había aparecido en la saga Ocho apellidos... (Emilio Martínez-Lázaro). Y en la popular serie Allí abajo dio vida al mujeriego doctor Rober.

   “Siempre disfruto mucho en las películas en las que trabajo. Y desde luego, ¡Ay, mi madre! no es una excepción”, cuenta María Alfonsa Rosso (Isabel, amiga de la fallecida). En su currículum tiene títulos como Incidencias (José Corbacho y Juan Cruz), Los del túnel (Pepón Montero) y No dormirás (Gustavo Hernández), además de series de la importancia de Cuéntame o La peluquería

   También interviene Marta Torné, joven actriz de las series La que se avecina, Velvet Colección y Pequeñas coincidencias. O la tan consagrada Paz Vega (amiga de María y prostituta del pueblo), con títulos tan recordados en su carrera como Lucía y el sexo (Julio Medem), El otro lado de la cama (Martínez-Lázaro) o las producciones Perdóname, Señor y Fugitiva. El elenco lo completa la añorada Terele Pávez, puesto que esta fue la penúltima película de su vida. En la pantalla hace de Petra, vecina y consejera de María/Estefanía de los Santos.



Entretenimiento en estado puro

“España necesita comedia, un humor capaz de tener al espectador con una sonrisa en la cara durante 90 minutos. ¡Ay, mi madre! es entretenimiento en estado puro que se beneficia de unas actuaciones brillantes”, comenta Frank Ariza. Ha sido artífice de las televisivas Dreamland, Yo quisiera, Cupido o El Continental. “Abunda el humor negro y las secuencias ácidas en la película. No obstante, escribí el guion en un tono amable, comprensible para público de cualquier edad”, declara. También ha sido productor ejecutivo de las series Los nuestros 2 y Secretos de Estado.

   “Me gustaría que ¡Ay, mi madre! fuera una de las comedias del año", admite Ariza, "de esas que tantos espectadores acaban recordando con satisfacción. Secun de la Rosa, Paz Vega, Marta Torné o la querida Terele Pávez pusieron todo de su parte delante de las cámaras para que ese sueño se convierta en realidad”.

   Desde luego, Ariza ha contado con unos intérpretes excepcionales. Secun de la Rosa y Mariola Fuentes están graciosísimos en sus patéticos personajes, Paz Vega se muestra atractiva y con don para la comedia en su rol de insinuante prostituta, y Estefanía de los Santos es una actriz con alma, llena de energía y pasión contenida. Siempre estamos dispuestos a ver una cinta entretenida como ¡Ay, mi madre!, de esas que nos pueden aliviar del peso de las contrariedades.

Versión imprimir

Contenidos Relacionados