twitter instagram facebook
Versión imprimir
24-06-2020

Fotogalería: #ArtistasVsPandemia / 14

#AISGEcontigo


Chelo Vivares

El libro que parece un ser vivo 


Un proyecto de relatos fotográficos de ENRIQUE CIDONCHA (@enriquecidoncha)

Chelo Vivares es dueña de una sonrisa dulce, como si aquel bondadoso erizo rosa con el que tantas veces nos acompañó durante la infancia se le hubiese quedado un poco adherido a la piel. Y vive en una hermosa casa de campo lo bastante alejada de Madrid como para que los peores días de inactividad e incertidumbre le resultasen más llevaderos. Ayudan las buenas compañías, claro. Wagner y su Anillo del Nibelungo, que ha escuchado estas semanas de manera casi compulsiva. La contemplación y el cuidado de su enorme jardín salvaje. Y los libros, siempre los libros. Como es que acaricia casi con esa ternura que solo se le profesa a los seres vivos. Porque el ejemplar que nos ocupa, de alguna manera, lo es. Lo confeccionó su marido, el añorado Juan Ramón Sánchez (pintor, escultor, actor y cantante: el inolvidable "Chema, el panadero" en Barrio Sésamo), con tierras, resinas y pinturas recogidas por medio mundo. Y le pidió a otro amigo cómplice y sensible, el poeta y cantautor extremeño Pablo Guerrero, que crease para él algunos versos únicos.


Una semana de la Tierra en Sirio se titula ese ejemplar sin duplo, ese tesoro visual y táctil, casi voluptuoso, del que solo ella puede presumir. Hay otros documentos, por fortuna, que estos días vuelven ya a pasar por sus manos. Los guiones de doblaje para series como The great, Emily's wonder lab o Los Simpson, que van retomando el paso después del frenazo atroz. Chelo, la mujer que nos regaló a Espinete a tantos niños que en su día fuimos, disfruta de cada día como de un regalo, de un festín. Incluso aunque este año no haya podido prender la hoguera de San Juan que todos los años ardía en su jardín ("¡hemos llegado a juntarnos más de 100!"). Siempre quedarán los amigos, que procuran calor incluso a dos o más metros de distancia. La poesía. Y el teatro, como esos encuentros gratuitos de teatro en línea, #LosDomingosDeTribueñe, que se inventó el Teatro Tribueñe a raíz de la pandemia y en los que ella participa por amor al arte. ¡Será por amor, Chelo!








Versión imprimir

Contenidos Relacionados