twitter instagram facebook
Versión imprimir
04-02-2019


Foto: RTVE.es


Mejor Actor Protagonista


Antonio de la Torre

 

El actor que reina y comparte


PEDRO PÉREZ HINOS (@pedrophinojos)

El primer sueño de Antonio de la Torre (Málaga, 1968) fue el de ser una estrella del periodismo deportivo. Y se cumplió solo a medias: fue una de las voces de la información de Deportes en Canal Sur, pero su reino no era de ese mundo. Quiso su curiosidad brutal que abandonara la vocación invencible por el deporte cantado y contado, al modo de su idolatrado José María García, para que se entregara en cuerpo y alma al arte de interpretar. Así fue moldeándose un artista vigoroso y camaleónico que ingresó en la élite del séptimo arte allá por 2007, con su Goya al actor de reparto por Azuloscurocasinegro. Un actor que ha batido una marca abrumadora y cruel al acumular más candidaturas que nadie desde entonces, con 14 en total. Y ahora ha visto coronado su poder absoluto con el reconocimiento de actor protagonista por su labor en un título tan propio para el caso como El reino.

 

   Por el camino han quedado, y perdurarán, los personajes magnéticos y arrolladores que compuso para Grupo 7GordosCaníbalTarde para la ira El autor, por citar unos pocos títulos de una hiperactiva trayectoria en la que rebosa el talento. “Tengo que acabar con esas bromas de Twitter que dicen que no hay películas españolas sin Antonio de la Torre”, responde cuando la conversación empieza a adentrarse en su omnipresencia y lo solicitado que está. Su conmovedor papel de policía meticuloso e introvertido en la tremenda Que Dios nos perdone convenció de tal modo a Rodrigo Sorogoyen que le eligió casi sin pensar para que en El reino se pusiera en la piel de Manuel López-Vidal, ese político en pleno despegue y sepultado por una trama de corrupción, motivo suficiente para quemar la manta, más que tirar de ella. Pero ni tanto foco le deslumbra ni, parafraseando a su venerado Supergarcía, tanto halago le debilita. A la hora de recoger su segundo Goya, De la Torre recordó justamente una entrevista que le hizo su ídolo periodístico a un alpinista, pues se identifica con una de sus respuestas: “Dijo que lo mejor de su hazaña no fue la llegada a la cumbre, sino bajar al campamento base y compartirlo con su novia, sus compañeros, sus amigos…”. Muchas cumbres le esperan aún en su largo reinado.

Versión imprimir

Contenidos Relacionados