twitter instagram facebook

El anecdotario de Javier Ocaña

Versión imprimir


La parodia 007 de Gracita y López Vázquez


JAVIER OCAÑA

Los números apabullan. José Luis López Vázquez estrenó 12 películas en 1967, justo el año en que su carrera dio un giro al estar entre ellas el drama Peppermint frappé, de Carlos Saura, y la magnífica Un millón en la basura, de José María Forqué, junto sus habituales comedias comerciales. Gracita Morales estrenó 11 títulos en el mismo año, con hitos como La ciudad no es para mí y Sor Citroën, y en siete de ellos compartió protagonismo con López Vázquez. Una situación profesional impensable en el cine español de hoy. Entre esas siete interpretaciones conjuntas, una de las no tan conocidas a primera vista fue Operación cabaretera, descacharrante parodia de las películas de espionaje al estilo James Bond, escrita y dirigida por Mariano Ozores, que llevó a los cines a casi dos millones y medio de españoles

 

   Película de playa, piscinas y pistolas, rodada en la Costa del Sol, con un microfilm alojado en un tubo de pasta de dientes como mcguffin narrativo de un complot de espionaje internacional en el que se ven implicados los protagonistas, Operación cabaretera es un delirio cómico donde reinan Morales y López Vázquez: una chica de alterne que sueña con ser cantante de cabaret y el propietario y vendedor de la pequeña empresa La Chufla, artículos de broma. La actriz, con vis cómica hasta para recitar la guía telefónica, ofrece un espectáculo cuando además pilla alguna línea de diálogo brillante, aunque algunas fueron cortadas por la censura. Entre ellas, una muy paradigmática para los nuevos tiempos, cuando Gracita le dice a un chino con el que está a punto de irse a la cama: “¡Abre los ojos, salao, que ahora viene lo bueno!”. La razón para la polémica sería ahora la primera parte de la frase; en aquella época se censuró por la segunda.

 

   Y entre los momentos musicales, con cuatro números completos, la interpretación de Morales de Yo soy aquel, famosa canción escrita por el compositor Manuel Alejandro, con la que Raphael representó a España en el Festival de Eurovisión de 1966.


Versión imprimir