Noticias

02-07-2020

#LecturasEnDesescalada


Películas de una vida…o de dos


Los periodistas Gemma Nierga y Jaume Figueras conversan, sin urgencias y en clave nostálgica, en ‘El cine que nos abrió los ojos’ 

 

 

ANTONIO ROJAS (@mapadeutopias)

Si el cine es emoción, recordar las películas que hemos visto a lo largo de nuestras vidas supone reencontrarnos con las lágrimas, las risas, el miedo, la agitación, las decepciones. Y con todas esas alteraciones del ánimo que hemos experimentado mientras una cinta se proyectaba ante nuestra atenta mirada.


Algo así es lo que han hecho la popular locutora radiofónica Gemma Nierga y el cronista cinematográfico Jaume Figueras: rememorar sus vivencias cinéfilas para luego compartirlas ante los lectores. A los dos les une una amistad de años, la vocación periodística y también una enorme pasión por el séptimo arte. Tanta que, según confiesan, fue en las salas de cine, con las luces apagadas, donde descubrieron la vida: donde Gemma conoció lo que era el enamoramiento (la culpa fue de Grease) o donde Jaume soñó una vez con ser psiquiatra para entender un poco los líos de su familia (animado por Recuerda, de Alfred Hitchcock). 


El cine que nos abrió los ojos es un entretenido libro de conversaciones fluidas en torno a una afición compartida por dos personas que pertenecen a distintas generaciones (les separan 25 años). Jaume y Gemma muestran preferencias en muchas ocasiones dispares, pero coinciden en subrayar el efecto catártico y evocador de tantas películas. Diálogos mantenidos en el despacho de Jaume, sin guion aparente y sin tapujos, y agrupados posteriormente en 11 capítulos de temáticas más o menos genéricas: cine de terror, de aventuras, musical, político, español, francés, italiano… 


Tan pronto nos desvelan las primeras películas que vieron en un cine, cuáles despertaron sus instintos sexuales o qué cintas les provocaron unas lágrimas incontenibles aun cuando ya había finalizado la proyección, como exteriorizan sus opiniones sobre tal o cual actor o actriz, aquel director o algún género concreto. O nos descubren sabrosas anécdotas vividas en primera persona, desde el comportamiento payaso de Roberto Benigni en la gala de los Óscar a lo mal que encaja Santiago Segura las críticas negativas.


Y así, título a título (la relación de largometrajes citados, que se incluye ordenada alfabéticamente al final del libro, casi alcanza el medio millar), van inoculando en el lector, cada uno a su manera, el amor que ambos sienten por el cine. Gemma lo hace con entusiasmo, ternura y arrebatadora emoción (reconoce que es de lágrima fácil o que tiene debilidad por las películas de profesores, como Adiós, Mr Chips), mientras que Jaume resulta mucho más comedido, también cuando rescata recuerdos o sensaciones íntimas. Eso sí, hace gala de una memoria portentosa  y de un amplio conocimiento del medio, aportando detalles que solo están al alcance de los especialistas y estudiosos: circunstancias concretas de los rodajes, repercusiones sociales o políticas de un estreno, nombres de salas ya desaparecidas o exigencias caprichosas de las estrellas.


Aunque sea de un modo desordenado, sin método, el libro se erige, casi sin pretenderlo, en un breviario de la historia del cine y de sus momentos estelares, además de en un hábil análisis sociológico. El lector, según la edad que tenga, puede sentirse identificado con las evocaciones o los comentarios de Jaume o de Gemma sobre las películas que definen a cada generación, los actores que marcaron cada época (por ejemplo, Charlton Heston, al que dedican un capítulo entero) o los directores más influyentes, como Hitchcock, Truffaut o Woody Allen. Según Figueras, “el cineasta que nos ayuda a entender mejor a los habitantes del siglo XX…y los del siglo XXI”.


El libro se cierra con un apartado, Bostezos y aplausos, políticamente incorrecto, en el que manifiestan a las claras sus debilidades al tiempo que rebajan considerablemente ciertos mitos contemporáneos: Star WarsEl señor de los anillos, la filmografía de Eric Rohmer o la elogiada Sonata de otoño, de Bergman. Y eso, por citar solo algunos...

  

 ‘El cine que nos abrió los ojos' (Plaza & Janés, 2020). 288 páginas. 19,90 euros

Contenidos Relacionados

www.aisge.es :: 2020