Noticias

21-02-2018

Los estrenos del 23 de febrero
 
 
 
 
‘La enfermedad del domingo’
 
 
 
 
DOS MUJERES FRENTE A FRENTE

ALBERTO ÚBEDA-PORTUGUÉS
Un intenso duelo de actrices nos ofrece Ramón Salazar en su nuevo filme, un desgarrador drama cuyo rodaje tuvo lugar el año pasado en localizaciones de Cataluña y Francia. Se ha presentado con excelente acogida entre crítica y público en la sección Panorama de la Berlinale.

   Chiara (Bárbara Lennie) se encuentra tras muchos años con su madre, Anabel (Susi Sánchez), quien la abandonó de pequeña. Chiara le pide que pasen 10 días juntas. Intrigada y embargada por la culpa, Anabel acepta convivir con ella en una casa de montaña, pero el comportamiento de la hija es extraño y hostil. Por ello se pregunta qué quiere de ella.

   Susi Sánchez está atravesando uno de los mejores momentos de su carrera. Nos ha impresionado recientemente en películas como La piel que habito y Julieta (ambas de Pedro Almodóvar) o 10.000 noches en ninguna parte (el anterior título de Salazar), por la cual congrio estar nominada al Goya a la mejor intérprete de reparto. “Susi es una actriz dispuesta a todo con tal de llegar al recoveco emocional más escondido y siniestro que pueda tener un personaje. Su compromiso con un proyecto es absoluto y concienzudo, y pocas veces he visto a alguien dispuesto a dejarse llevar tanto o a defender con garras a la mujer que interpreta”, explica Salazar.

   La enfermedad del domingo supone otro triunfo más para Bárbara Lennie. La artista hispanoargentina parece no tener límite. “En principio, Bárbara me parecía demasiado joven para el personaje, pero en el casting, y sin ningún tipo de apoyo, interpretó con una fuerza que nunca había visto la escena de mayor violencia y que es culmen de la película. Me arrasó como un huracán. Ella era Chiara”, recuerda Salazar sobre la ganadora del Goya por Magical Girl (Carlos Vermut) y protagonista de otros títulos como Mujeres en el parque (Felipe Vega), Contratiempo (Oriol Paulo) o María y los demás (Nely Reguera). Gracias a este último largometraje fue nuevamente nominada al Goya.

   Otros dos intérpretes de excepción colaboran en la cinta. Uno es Miguel Ángel Solá (marido de Susi Sánchez en la ficción), quien aparece en películas como Fausto 5.0 (Isidro Ortiz y Álex Ollé), Sé quién eres (Patricia Ferreira), El último traje (Pablo Solarz)… Y Greta Fernández (hija del matrimonio de Sánchez y Solá) ha demostrado su talento en Tres días con la familia (Mar Coll), La próxima piel (Isaki Lacuesta e Isa Campo) y No sé decir adiós (Lino Escalera).

Las dos actrices protagonistas, junto al director

Las dos actrices protagonistas, junto al director

 
Huyendo de lo coral
El malagueño Ramón Salazar rodó anteriormente Piedras (con nominación al Goya a la mejor dirección novel), 20 centímetros y 10.000 noches en ninguna parte. “Quería huir de lo coral, contar una historia centrada en personajes femeninos, que el peso dramático recayese sobre ellas dos. Los anclajes narrativos debían ser precisos: madre e hija, un abandono, un reencuentro, un motivo, ¿una redención?”, comenta el cineasta. El estreno de la cinta está acompañado de un cortometraje, El domingo, a modo de prólogo de lo que veremos después. “Cuando era pequeño tenía pánico a los domingos porque pensaba que mis padres me abandonarían precisamente ese día de la semana. Por fortuna, los lunes eran estupendos”, bromea el director. En su faceta de guionista ha alumbrado los taquillazos Tres metros sobre el cielo y Tengo ganas de ti (con dirección de Fernando González Molina).

   “Las decisiones creativas de esta película están tomadas en base a una premisa: nada de lo que los personajes digan es lo que en realidad quieren decir. Una brecha en la vida de ambas desarrolla su incapacidad para expresar sus sentimientos. Hablan los silencios, expresa más el que escucha que el que expone, se multiplica entre ellas la dificultad de entenderse”, afirma el autor.

   La intriga y la tensión de La enfermedad del domingo son constantes desde sus primeros compases. Empleando un pulso firme y un aliento trágico, Salazar deja que dos impresionantes actrices, de esas a las que se les queda pequeña la pantalla, acaparen toda nuestra atención. Nos genera el deseo de querer saberlo todo de ellas y nos llena de congoja con las huellas del desamor entre madre e hija. Tanto para Susi Sánchez como para Bárbara Lennie es, gracias a sus soberbias actuaciones, muy probable el hecho de aspirar a los Goya.

Contenidos Relacionados

www.aisge.es :: 2020