twitter instagram facebook
Versión imprimir
16-06-2022

#LeerSientaDeCine

La cartografía de la maternidad de Valeria Alonso

La actriz, autora y productora debuta en la narrativa con ‘Las heroínas también tienen miedo’, ganadora del 69 Premio de Novela Ateneo-Ciudad de Valladolid

ANTONIO ROJAS (@mapadeutopias)

Quizá haya pocos asuntos sobre los que se haya escrito más a lo largo de la historia, desde tiempos inmemoriales. Todos los géneros literarios –y no digamos los de no ficción, desde sesudos ensayos a textos de autoayuda– han dado cabida, desde los más diversos puntos de vista, a la maternidad. Lo cual no deja de ser lógico: detrás de ella está la vida de todos y cada uno de nosotros. Cosa bien distinta son las circunstancias de cada nacimiento, porque la maternidad también contempla ideologías. Y esa reflexión también daría para extensos tratados.


La diferencia entre tanta literatura radica en la forma de abordarla. La gestación y el parto se prestan a toda la sensiblería imaginable, y de ahí que cobre más valor la versión, libre y catártica, que de su experiencia maternal ha querido brindar la actriz, autora y productora argentina Valeria Alonso, nacida en Buenos Aires en 1979 e instalada en España desde hace años. Ella decidió cartografiar su maternidad y novelarla, combinando realidad y ficción. Espantando todos los fantasmas para, de paso, desmitificar un vocablo casi sacralizado.


No ha debido de ser tarea fácil, porque los testimonios sobre ser madre implican pisar un terreno pantanoso, arriesgado, repleto de tópicos y con el riesgo añadido de chocar con detractores y partidarios. Pero su valentía emocional la ha llevado a compartir en primera persona un trayecto que se inició en el mismo momento de la gestación, descrita con lujo de fogosos detalles.


A partir del momento en que el test de embarazo dibuja las dos rayas de rigor, todo el mundo de Valeria se pone patas arriba. Nacen las dudas, los miedos, el temor a errar o lastimarse, a los pasos en falso. Del mismo modo brotan el deseo, la alegría y la emoción. El entusiasmo, los planes de futuro. Y, lógicamente, a medida que se van produciendo los cambios físicos –el cuerpo se remodela, las hormonas entran en ebullición–, también surgen el hartazgo, el cansancio, el hastío por tanto vómito y desasosiego. 


Este embarazo consciente y deseado, que se articula por trimestres (“La mujer en busca de sentido”, “¿Qué mierda hice?” y “Como una perra”), le sirve también a la autora para ordenar su relación con el mundo pasado, presente y futuro, y con quienes lo habitan. Con su madre y sus abuelas, a las que inquiere sobre sus maternidades. Con sus amantes y exnovios, que aparecen en los recuerdos y también entre sueños. Con su padre y hermanos. Con los artistas y compañeros de profesión. Con las ciudades por las que ha transitado: Buenos Aires, París, Madrid… Con quien se convertirá en padre al tiempo que ella en madre. Y, obviamente, con ese machismo y ese patriarcado, tan difíciles de erradicar, que impregnan, pervierten y ensucian cualquier gesto o acto.


Todo ello se expresa aquí con un estilo que fluye como un torrente descarado, despreocupado, salpicado de humor e ironía y no pocas gotas escatológicas muy bien traídas y mejor resueltas. Lejos de tabúes y descripciones complacientes.


Prevalece en todo momento la reivindicación de la libertad, individual y artística. Quizá por ello Valeria Alonso no crea que se dice adiós a esa libertad cuando una se empareja o se embaraza. A fin de cuentas, hablamos de un estado, una facultad, una actitud, un comportamiento creativo. De alguna manera, detrás de esta idea subyace el hecho de que parir es también darse a luz a sí misma, a un nuevo yo. Crear y re-crear al mismo tiempo. Huyamos, pues, de esa visión de que ser madre es, sí o sí, sinónimo de pérdida.


Claro que la futura madre afronta un camino espiritual, que se sitúa entre la espada y la pared. Un salto al vacío. La vida en su máxima expresión. Un viaje que puede convertir a una mujer en heroína, pero también en una persona más miedosa. ¿Por qué no reconocerlo?


Esta cartografía de la concepción le ha valido a Valeria Alonso el 69 Premio de Novela Ateneo-Ciudad de Valladolid, prueba de que el relato de su maternidad es también una historia de emigraciones, pérdidas, desigualdades, renuncias. Un viaje del espíritu. 

 ‘Las heroínas también tienen miedo’ (Menoscuarto Ediciones, abril de 2022). 328 páginas, 21,90 euros







Versión imprimir

Contenidos Relacionados