twitter instagram facebook
Versión imprimir
29-09-2021

#LeerSientaDeCine

 

El terrorífico universo literario de Pablo Rivero

 

El popular Toni Alcántara de ‘Cuéntame cómo pasó’ regresa a un género que maneja a la perfección en ‘Las niñas que soñaban con ser vistas’, su tercera novela

 

ANTONIO ROJAS (@mapadeutopias)

Es imposible hablar de Pablo Rivero sin referirse al papel televisivo que lleva desarrollando desde hace dos décadas y lo ha catapultado a la condición de referente entre millares de seguidores. Pero lo cierto es que este destacado actor madrileño –con una más que solvente trayectoria profesional en cine, televisión y teatro, más allá de su Pablo Alcántara en Cuéntame cómo pasó– avala también una convincente carrera como novelista. Quienes leyeran su debut literario, No volveré a tener miedo, o su segundo libro, Penitencia, sabrán ya de su particular querencia por el thriller psicológico, las tramas de intriga y los relatos de terror, géneros en los que se desenvuelve con una sorprendente naturalidad.


Su más reciente entrega, Las niñas que soñaban con ser vistas, no solo no pretende alejarse de esas fronteras literarias, sino que las acrecienta, sobre todo en lo referido a la vertiente terrorífica. Baste apuntar que el relato se inicia con la definición de canibalismo y la misteriosa desaparición de una conocida influencer de 14 años en un centro comercial madrileño. ¿Alguna relación? Ya se verá, pero lo cierto es que, unos días después, el cadáver de la muchacha aparece descuartizado y lleno de desgarros provocados, supuestamente, por las dentelladas de un animal.


El terrible y conmovedor suceso, que tiene a toda España en vilo, capta la atención de un joven y prometedor publicista, Pablo, que trabaja en la agencia más importante del país, con sede en Bilbao. Su convencimiento de que ese crimen tiene relación con los de otras estrellas de las redes sociales va dirigiendo sus pasos hacia un peligroso precipicio, al tiempo que deja al descubierto su oscuro y misterioso pasado. Todos tenemos una infancia, aunque la suya es tan terrible que no ha dejado de atormentarlo nunca. Y al lector le acecha la duda de si será capaz de escapar de esos orígenes truculentos.


Rivero va entrelazando historias sin aparente relación hasta hacerlas confluir en una sola que sacude lo imaginable y lo esperado. Es como una tela de araña que atrapa al lector y no lo deja escapar para conducirlo, con un ritmo trepidante, hacia un final sorprendente (del que aquí no desvelaremos nada) y, por qué no decirlo, escabroso.


En el libro se aborda ese tétrico mundo del snuff (ya saben, esas filmaciones teóricamente reales de torturas, agonía y muerte de personas, que se comercializan en la dark web) que magistralmente plasmó Amenábar en Tesis. Pero sus páginas también alertan, a modo de llamamiento, sobre esa arriesgada tendencia a sobreexponerse en las redes sociales a la que la gente joven es cada día más aficionada. ¿Acaso no conocemos ya los peligros que esconde la aparente neutralidad de esas aplicaciones de contactos y relaciones personales?


De hecho, como asegura el propio autor al final del libro, la trama no es ciencia ficción, pues está basada en hechos reales, en sucesos que lo mantuvieron en vilo y le afectaron personalmente. Quizá sea la razón por la que la dedicatoria va destinada "a todas las niñas y mujeres a las que se arrebató la vida y a todos sus familiares y seres queridos”.


Tampoco quedan en buen lugar la publicidad y el marketing, que se basan en la observación de que un sujeto es en realidad dos: el que es y el que le gustaría ser. Pero nada comparado con el ataque furibundo contra los poderosos, contra quienes ostentan el poder económico (y político, claro) y son capaces de cualquier acto, por inmoral, espeluznante y estremecedor que resulte, para perpetuarse en las alturas y seguir acumulando riqueza.


Ya lo saben, el territorio de la televisión y la literatura es como el de los publicistas. Nada es lo que parece. ¿O acaso detrás del dulce y agraciado rostro de Toni Alcántara (o Pablo Rivero, según se quiera) imaginaban a un maquinador de historias tan terroríficas?


‘Las niñas que soñaban con ser vistas’ (Suma, mayo de 2021). 392 páginas. 19,90 euros.





Versión imprimir

Contenidos Relacionados