twitter instagram facebook

El anecdotario de Javier Ocaña

Versión imprimir

Vaya que si se las maravillaría Lola Flores

'Casa Flora' (1973), predecesora del destape, reunía en pantalla a la Faraona con la histórica Estrellita Castro y un entonces bisoño Camarón de la Isla



JAVIER OCAÑA (@ocanajavier)

Ramón Tito Fernández fue un especialista en comedia popular que siempre conectó con el público. Su gran hito en la taquilla fue No desearás al vecino del quinto, producción del año 1970 que llevó a los cines a casi cuatro millones y medio de espectadores, pero no solo de aquel éxito con Alfredo Landa vive su recuerdo. Títulos señeros como Margarita se llama mi amor y Sor ye-yé llevan su firma, además de Casa Flora, delirio de 1973, ambientado en un prostíbulo y protagonizado por Lola Flores, que logró más de un millón entradas vendidas con una astracanada escrita por otro especialista en enganchar con la platea: el dramaturgo y guionista Juan José Alonso Millán.

 

Lola Flores y el reparto femenino

Camarón cantaba 'Seré... serenito'

Colorista comedia de enredo y equívocos con un toque musical, Casa Flora pertenece a la época del pre-destape, aún en dictadura, pero ya con cierto desapego por parte de los censores a que se cortara la exuberancia de los cuerpos femeninos. Y entre las actuaciones destacan dos. Una de la gran Lola y su mítico estribillo “cómo me la maravillaría yo”, acompañada nada menos que por Estrellita Castro. Y otro de Camarón, subido en una moto por las calles de Madrid, cuando aún era El Camarón de la Isla: con apenas 22 años, en su etapa junto a Paco de Lucía, siete años antes de su histórico disco La leyenda del tiempo.

Versión imprimir