twitter instagram facebook
Versión imprimir
28-09-2021


Los estrenos del 1 de octubre


‘Mediterráneo’

EL RESCATE DE LA VIDA



ALBERTO ÚBEDA-PORTUGUÉS

Presentada con éxito en el Festival de San Sebastián y preseleccionada por la Academia de Cine para representar a España en los Óscar, esta excepcional película dramática de Marcel Barrena sobre la supervivencia en el mar será con toda seguridad una de las cintas favoritas del público en las próximas semanas. Mediterráneo se basa en una historia real y es una coproducción entre España y Grecia rodada en distintas localizaciones del país heleno y Barcelona. En su gran reparto sobresalen los nombres de Eduard Fernández, Anna Castillo y Dani Rovira.


   Otoño de 2015. Dos socorristas, Òscar (Eduard Fernández) y Gerard (Dani Rovira), viajan hasta Lesbos (Grecia) con el impacto de la fotografía de un niño ahogado en las aguas del Mediterráneo. Al llegar descubren que cada día miles de personas arriesgan sus vidas en el mar huyendo de conflictos armados. Junto a Esther (Anna Castillo) y Nico (Sergi López) crearán un equipo de salvamento y harán visible una realidad que está afectando a toda Europa.



   Eduard Fernández, ganador de tres Goyas, se encarga de poner cara a Òscar Camps, socorrista de Badalona y creador de la ONG Open Arms, que ha salvado a unas 60.000 personas en el mar. “No hay palabras suficientes para alabar cómo Eduard se ha convertido físicamente en Òscar, para describir su devoción y entrega... ese atronador silencio que genera delante de la cámara”, afirma Barrena sobre el actor catalán, al que vimos últimamente en el cine con Mientras dure la guerra (Alejandro Amenábar) y la serie 30 monedas (Álex de la Iglesia).


   El compañero de Camps en Open Arms es Gerard Canals, al que da vida Dani Rovira. Y deja claro que es tan bueno en el drama como en la comedia. “Dani se ha dejado la piel en el rodaje de Mediterráneo. Con su ayuda convencí a Òscar para hacer la película”, expone el director sobre el intérprete, quien ganó el Goya por Ocho apellidos vascos (Emilio Martínez-Lázaro).


   Otro personaje de relieve es el de Esther, la hija de Òscar Camps, en cuya piel encontramos a Anna Castillo con su energía habitual. La catalana se llevó el Goya a la actriz revelación por El olivo (Iciar Bollain). “La progresión de Anna película a película es impresionante, y en Mediterráneo demuestra esa calidad interpretativa”, piropea Barrena a Castillo, que llegará muy pronto a la cartelera con La vida era eso (David Martín de los Santos).


   Este largometraje cuenta con las colaboraciones especiales. Una es la de Sergi López (a las órdenes de Woody Allen en Rifkin’s Festival), que hace del socorrista llamado Nico. En el plantel aparece también Àlex Monner (protagonista de El cover, de Secun de la Rosa) en el rol del fotógrafo Santi. Y Patricia López Arnaiz lo hace como periodista. La artista vasca ha ganado este año el Goya a la mejor actriz por Ane (David Pérez Sañudo). “No tengo más que palabras de agradecimiento para Sergi, Àlex y Patricia por estar en la película, pese a estar acostumbrados a hacer papeles de mayor envergadura”, manifiesta Barrena.



Un rodaje complicado

“Durante cuatro años hemos estado trabajando, investigando y viajando a Lesbos (isla griega a 14 kilómetros de las costas de Turquía) para conocer la situación de primera mano y darle forma a un proyecto en el que hemos pasado por problemas inimaginables que dejan en ridículo los contratiempos habituales del rodaje de cualquier película”, explica Marcel Barrena. Antes ya dirigió el largometraje 100 metros (con Dani Rovira, Karra Elejalde, Alexandra Jiménez) y el documental Mon petit. “Nos hemos enfrentado a una pandemia, a la grave enfermedad de uno de los protagonistas, a huracanes y ataques fascistas. Hemos sufrido destrucción de cámaras y accidentes de barcos... Pero ha merecido la pena el esfuerzo y el compromiso del equipo técnico y artístico”, comenta el cineasta, cuyo debut en la dirección fue gracias al telefilme Cuatro estaciones. Entonces tuvo al frente del elenco a Leticia Dolera y David Verdaguer.


   Hemos visto imágenes insoportables de naufragios con balsas atestadas de personas que van huyendo de guerras, del hambre y del terror. Mediterráneo muestra esas imágenes, habla de ellas, pero al mismo tiempo retrata a unos personajes maravillosos, héroes de la emoción y la solidaridad. El filme de Marcel Barrena nos atrapa desde el primer momento, nos introduce junto a los socorristas y las víctimas en ese mar luminoso y elogiado, aunque convertido en una tumba o un siniestro tránsito hacia el supuesto paraíso de Europa.

Versión imprimir

Contenidos Relacionados