twitter instagram facebook
Versión imprimir
23-11-2021


Los estrenos del 26 de noviembre


‘Espíritu sagrado’ 

LA REALIDAD ESCONDIDA



ALBERTO ÚBEDA-PORTUGUÉS

Premiada en el Festival de Locarno y aplaudida en el de Cine Europeo de Sevilla y en el Márgenes de Madrid, esta ópera prima de Chema García Ibarra nos sorprende y nos cautiva con su cómico acercamiento a la ciencia ficción. Esto es algo habitual en sus alabados cortos. Rodada en Elche durante el otoño de 2020 con actores no profesionales, Espíritu sagrado la producen Apellaniz & de Sosa, Jaibo Films, La Fabrica Nocturna Cinéma y Teferruat Film.


   José Manuel y el resto de miembros de la asociación ufológica OVNI Levante se reúnen semanalmente para intercambiar información sobre mensajes extraterrestres y abducciones. Julio, su líder, muere de forma inesperada y deja a José Manuel como único conocedor del secreto cósmico que puede alterar el porvenir humano. Mientras, en España se busca a una niña que desapareció hace semanas.



La niña Llum Arques, en el rol de Verónica


   “Las personas que interpretan a los personajes proceden del lugar en el que hemos filmado, el barrio de Carrús, mi barrio en Elche. No he trabajado con actores profesionales. Me gustan los rostros que provienen de la realidad y que no han sido modelados por el oficio de actor. Quiero conseguir la naturalidad máxima, y para ello necesito acentos reales, expresiones verdaderas, miradas limpias”, cuenta el director sobre el elenco de Espíritu sagrado


   El protagonista de la cinta es Nacho Fernández, que encarna a José Manuel. “Lo seleccionamos finalmente entre las 3.000 personas que se ofrecieron para la película. Nacho ha trabajado en un parking y en tiendas como Leroy Merlin. Es alguien tranquilo al que le gustan las ciencias ocultas. Es espontáneo y tiene una voz magnífica. Creo que no podía haber escogido a nadie mejor”, ha apuntado sobre él el director.


   También viven en el barrio de Carrús los otros intérpretes del filme. La pequeña gran actriz Llum Arques se encarga de dar vida a Verónica, la sobrina de José Manuel en la ficción. Joanna Valverde y Roció Ibáñez hacen de madre y abuela de Verónica. Quienes se ponen en la piel de los demás integrantes de la asociación OVNI Levante son José Ángel Asensio, David Terol, Ainara Paredes, Gorka Tszyu o Antonio Vicente Boix. “Carrús es un barrio obrero en el que se acepta con total normalidad lo supersticioso, lo sobrenatural y la parte mágica de la religión. Se trata de un lugar en el que el médico convive con el curandero, se visitan médiums y se realizan ritos de imposición de manos contra el mal de ojo. Me interesa mostrar lo esotérico como parte de la rutina diaria”, en palabras de García Ibarra.



Rocio Ibáñez y Nacho Fernández


Ciencia ficción doméstica

“Hace años la televisión de Elche emitió una entrevista con un variopinto grupo de miembros de una asociación dedicada a temas de ocultismo, ufología y el más allá. El punto de partida de Espíritu sagrado es el retrato de un grupo similar de personas, dispares entre sí pero con pasión compartida: los ovnis”, comenta Chema García Ibarra. Es autor de los cortos El ataque de los robots de Nebulosa-5 (mención de honor en el Festival Sundance y Méliès d’Or al mejor cortometraje fantástico de Europa), Protopartículas, Misterio, La disco resplandece y Leyenda dorada (este último codirigido con Ion de Sosa). “Me obsesiona el misterio que flota entre imágenes y sonidos, enriqueciendo lo común, lo cotidiano, para hacerlo más complejo y más rico. Para crear dicho misterio recurro a mi herramienta favorita: la ciencia ficción trasladada hacia lo terrenal. Espíritu sagrado es una película de ciencia ficción doméstica”, define el cineasta. Suyo es también el mediometraje Uranes.


   Filma García Ibarra en 16 y 35 mm. una película a la que le “interesa el juego de elementos opuestos: que haya risa oscura y que el drama contenga una comedia. Me gusta la incomodidad, la estupefacción, sentir la presencia de lo inesperado”, sigue describiendo este genio alicantino. Su segunda cinta la protagonizará una banda de black metal que desaparece en el bosque. 


   Chema García Ibarra consigue en Espíritu sagrado  algo que está al alcance de pocos: plasmar un mundo propio, una manera de enlazar la cotidianidad de cualquier barrio, esos personajes que somos nosotros en las calles que habitamos, con cierta fantasía que pueden ser los ovnis o tantos misterios y sentimientos inexplicados a los que preferimos permanecer ajenos. Aseguramos que esta ópera prima hará que nos riamos con toda la naturalidad que busca en su cine el director ilicitano.

Versión imprimir

Contenidos Relacionados