twitter instagram facebook
Versión imprimir
29-09-2021


Los estrenos del 30 de septiembre


‘Coda 77’

UN AMOR INADECUADO



ALBERTO ÚBEDA-PORTUGUÉS

Esta atractiva comedia sentimental del asturiano Daniel Cabrero ya ha sido premiada en certámenes internacionales como el Top Indie Film Awards de Tokio y seleccionada en el Festival de Atlanta (clasificatorio para los Óscar). Coda 77 es una producción independiente de Tachi Group y Pajarrakos Films protagonizada por los excelentes intérpretes Álvaro de Paz, Alberto Vázquez, Irene Rubio, Alicia Lobo o el propio Daniel Cabrero. 


   Ulises (Álvaro de Paz) es un pianista tímido y misterioso que ha de componer una canción para la banda sonora de una película. Lo malo es que su mente está obsesivamente ocupada con la idea de que alguien entra en su casa cuando se ausenta. Mientras tanto, intenta olvidar a su exnovia quedando con varias chicas que le humillan una y otra vez.



Álvaro de Paz en la piel de Ulises, el protagonista de 'Coda 77'


   Hemos visto a Álvaro de Paz en los filmes O.F.N.I y Relaxing cup of coffee (de José Semprún), Círculo interno (Noel Ceballos y John Tones) o Las niñas (Pilar Palomero), así como en los cortometrajes Retratos (Laura Toledo), La ratonera (Máximo Pinilla) y Julieteta (Alejandro de Vega y Álvaro Moriano). Interpreta al padre del protagonista el vallisoletano Alberto Vázquez, con papeles importantes en las series Yo quisiera y Servir y proteger y el corto Un mundo salvaje (Rodrigo Marini y David Santamaría)


   Sustancial en Coda 77 es ese agresivo vecino de Ulises/Álvaro de Paz que encarna Daniel Ortiz. A este actor le conocemos por dar vida a Román Ferreiro en la serie Vis a vis y al pediatra Alberto Jarque en Madres. Amor y vida. Ha participado además en la superproducción internacional Terminator: destino oscuro (Tim Miller) y en cortos como La penumbra (Dani Viqueira).


   Las dudas y la falta de seguridad en sí mismo del personaje de De Paz afloran en sus desastrosas relaciones con las mujeres. Primero, con su exnovia (Irene Rubio, en el corto Acto reflejo, de Alfonso Díaz), que no le puede ni ver. Después, con una corredora (Lydia Ramírez, de la serie Estoy vivo) que pasa de él. Luego, con una pole dancer (Alicia Lobo, en las series Vergüenza y Desaparecidos) a la que llama “puta” mientras la joven le insulta de mil maneras. Más tarde, con una artista (Helena Lanza, en el filme Los secundarios, de Mario Schoendorff) que utiliza sus pechos para hacer un sketch de Romeo y Julieta. Y tiene finalmente otro frustrado ligue (Emma Caballero, en el reparto de Molinos de viento, de Ana Victoria Pérez), que es tan torpe como él en cuestiones amorosas. “Es estupendo la cantidad de selecciones y la repercusión en festivales que acumula nuestra película”, comenta Caballero, protagonista en Future shock (José Luis Mora).



El personaje de Irene Rubio, exnovia de Ulises/Álvaro de Paz


Comedia surrealista

“Intento mostrar ese mundo del amor y las relaciones desde el punto de vista de una persona que apenas entiende lo que sucede a su alrededor”, señala Daniel Cabrero, cuya firma llevan los largometrajes Hasta el fin del día y Autoréplica, el documental Naranco 93’ y los cortos Encrucijada: corto, Nouvelle Vague y Erocatarsis. En Coda 77 el propio Cabrero hace de Tino, un  director despreciativo que encarga al personaje de Álvaro de Paz la composición de un tema para su película. “Siento mucha vergüenza ajena por esos personajes que rodean al rol de Álvaro y le tratan como si fuera una bayeta usada”, comenta el director y actor. Esta última labor ya la desempeñó también en las citadas Hasta el fin del día y Autoréplica


   Cabrero piensa que “la historia de Ulises no termina en esta película", por lo que baraja una segunda parte "para seguir narrando las vivencias de este ser que busca su lugar en el amor y en el mundo”, expone. Y en la recámara tiene otro proyecto de comedia, Marabayu, cuyo rodaje transcurrirá en su Asturias natal.


   Daniel Cabrero nos ofrece, en el marco de un cine independiente tan modesto como pujante, una disfrutable comedia dotada de un acertado tono surrealista, inocente y provocador que sorprenderá en no pocos momentos al espectador. Por otro lado, Coda 77 es una magnífica oportunidad de reivindicar a intérpretes de tanta calidad como Álvaro de Paz, Alberto Vázquez, Daniel Ortiz, Irene Rubio o Emma Caballero, cuyos méritos, al igual que el resto del reparto, quedan patentes en el filme de Cabrero.

Versión imprimir

Contenidos Relacionados