twitter instagram facebook
Versión imprimir
07-04-2021


Los estrenos del 9 de abril


‘Cuñados’


LADRONES DE OCASIÓN




ALBERTO ÚBEDA-PORTUGUÉS

El debutante Toño López firma esta comedia gallega que se presentó recientemente en el Festival de Berlín, donde captó la atención de la crítica y de importantes distribuidores internacionales. Rodada en Ourense, Cuñados es una producción de Portocabo protagonizada por Xosé A. Touriñán, Miguel de Lira y Federico Pérez Rey, populares intérpretes no solo conocidos en Galicia, sino también en el resto de España.


   Eduardo (Miguel de Lira) y su cuñado Sabonis (Touriñán) meten la pata en uno de sus negocios y necesitan mucho dinero. Secuestran a Modesto (Federico Pérez Rey), cuñado de Alicia Zamora (Paku Granxa), la empresaria que les engañó, aunque la mujer no piensa pagar ni un euro por su cuñado. Sin embargo, el propio Modesto urde un nuevo plan con el que posiblemente fracasarán, pero... ¡quién sabe!



De izquierda a derecha: Federico Pérez Rey, Miguel de Lira y Xosé A. Touriñán


El coruñés Xoxé A. Touriñán ha destacado en las series Vidago Palace, Fariña, Antes de perder, Justo antes de Cristo y El desorden que dejas. “Como indica el apodo por el que se le conoce, Sabonis fue jugador de basket en el Club Ourense (COB), pero tuvo que retirarse por una lesión. Desde entonces no ha levantado cabeza”, apunta sobre su personaje Touriñán, al quien vimos en la película Los fenómenos (Alfonso Zarauza). Su mujer en la ficción es María Vázquez, que protagonizó Quien a hierro mata (Paco Plaza). “Está cansada, o eso cree, de un hombre al que todo parece darle igual”, comenta la actriz.


   A Miguel de Lira le hemos seguido en filmes como El lápiz del carpintero (Antón Reixa), Un franco, 14 pesetas (Carlos Iglesias), No habrá paz para los malvados (Enrique Urbizu) o Eroski Paraíso (Jorge Coira y Xesús Ron). “Eduardo es un hombre tranquilo, acostumbrado a hacer las cosas bien, pero no ha podido negarse a un negocio muy irregular”, señala De Lira. Ha tenido importantes papeles en las famosas series Matadero y Vivir sin permiso. Encarna a la su esposa Iolanda Muíños, de las series Auga seca y Néboa. “Cuca, mi personaje, es la encargada y directora de la bodega familiar. Siempre desea emprender nuevos retos”, cuenta la artista. 


   Resulta relevante el cometido de Federico Pérez Rey, que es “el ejemplo clásico de cuñado: un tipo con encanto y simpatía que no entiende de nada, excepto de vino”, según palabras del actor. Le vimos en Los amigos, la pinícula (Omar Rabuñal). Encontramos a Eva Fernández en el papel de Mati, que es la tercera de las hermanas. “Soy una policía responsable, muy independiente, pero también muy unida a la familia. Mati meses trabajando con la policía portuguesa en un asunto de contrabando y no permitirá que los líos de sus cuñados arruinen la operación”, relata la actriz (en las series Luci, Padre Casares, Fariña, Auga seca o Néboa).



De izquierda a derecha: Iolanda Muiños, Eva Fernández y María Vázquez


Comedia casi negra

Cuñados es una comedia casi negra, alegre, alborotada, vitalista, sobre tres tipos que cometen por primera vez un delito y no les sale bien porque son buena gente y no saben hacer daño. Se meten en muchos líos, pero lo hacen por un motivo noble: salvar a la familia”, explica el director Toño López. En la autonómica TVG ha dirigido series como Mareas vivas, 4º sin ascensor, Matalobos o Luci. “Retratamos a una típica familia gallega que gira en torno a cuatro mujeres. Estas son la antítesis de los protagonistas”, señala López sobre los roles de María Vázquez, Iolanda Muíños, Eva Fernández y Mela Casal (en La isla de las mentiras, de Paula Cons). Casal es la madre que ha sabido mantener unidos a sus seres queridos.


   Al director le “atrae ver cómo se establece un divertido juego de complicidad con el espectador en el que estamos deseando que los protagonistas estén cada vez más perdidos en situaciones delirantes. Es como un placer culpable”. López también tiene en su filmografía la sitcom de temática juvenil The Avatars. 


   Tiene razón el director al seguir una de las máximas de la comedia: cuanto peor lo pasan los protagonistas, mayor es la diversión de los espectadores. Desde luego, las ideas que barajan para salir de sus apuros mientras beben botellas de Ribeiro y comen pinchos de pulpo, son a cuál más absurda y descabellada. El excelente elenco de Cuñados logra que nos sintamos cerca de unos personajes tan entrañables como patéticos, tan humanos como las buenas cosas que se disfrutan entre amigos: un poco de vino, un poco de amor, un poco de risas y baile.

Versión imprimir

Contenidos Relacionados