twitter instagram facebook
Versión imprimir
04-08-2022

#CursosNetflixAISGE

#Videonoticia

 

Del teatro al audiovisual: La gran aventura de Bernabé Rico

 

El director afincado en Málaga aborda en La Térmica y el Teatro Echegaray el trasvase frente a la cámara del lenguaje escénico


El prestigioso director Bernabé Rico accedió a salir de su zona de confort para crear un laboratorio que entrelazara teatro y cine. 12 alumnos y alumnas de #CursosNetflixAISGE en Málaga inviertieron durante el mes de junio tres semanas para convertir una obra en guion y ensayarla en escena y ante la cámara. Esta videonoticia deja constancia de todo ese novedoso proceso.


Fernando y Marta forman parte del electo de actores que representa una obra teatral. Un despiste, tras acabar la función del día, les ha dejado encerrados en su lugar de trabajo. Mientras intentan averiguar cómo salir de allí mantienen una entretenida conversación que atrapa fácilmente al espectador. Este es el argumento de la escena que debían llevar del teatro al cine los alumnos que participaron en el taller impartido por este director y productor andaluz. La iniciativa, titulada Del relato escénico a la obra audiovisual: teatro en construcción, formaba parte del programa #CursosNetflixAISGE, el convenio de colaboración para la formación que han venido desarrollando durante un curso académico completo la entidad de gestión y el gigante de las plataformas audiovisuales.


El Teatro Echegaray y el centro cultural La Térmica de Málaga han sido el laboratorio para investigar la dramaturgia de un texto que finalmente se ha rodado utilizando la técnica cinematográfica. “Se trata de coger una obra de teatro para transformarla en un guion. Eso se hace la primera semana, luego se ensaya ese guion en el escenario –en la segunda semana, ya en el Echegaray– y después se rueda en la última”, anota el propio Rico. “La idea surge a raíz de que me propongan impartir un taller donde veo que se relaciona el teatro y el cine, y ahí me muevo como pez en el agua”, explica el director. Y detalla: “Empecé a trabajar para darle forma y contenido pensando, igual que cuando yo era joven, como sería más útil para los alumnos”.

 

El taller se ha prolongado durante 75 horas, en horario matinal y con el trabajo dividido para los alumnos en cinco bloques. “Yo siempre he sido muy reacio a impartir clases de este tipo porque estaba muy cómodo en mi posición de productor, director o guionista”, admite Rico, “pero han logrado sacarme de mi zona de confort y estoy encantado”. El director pensaba que las primeras jornadas de trabajo supondrían un trabajo arduo con los alumnos, pero “desde casi el minuto cero” pudo comprobar la conexión que había entre todo el grupo, integrado por una docena de estudiantes que proceden de distintos segmentos de las artes escénicas.

Bernabé Rico recuerda que una obra de teatro, por norma general, requiere entre 30 y 35 ensayos antes de llevarla a escena ante el público, frente a este “taller exprés” en el que en apenas 15 días la historia se convirtió en guion, se ensayó y rodó. “Realmente, podríamos estar en el libro Guinness de los Récords”, ironiza el director.


A modo de conclusión, Bernabé Rico deja claro que los alumnos “han ido aprendiendo no más que yo, con la única diferencia de que yo tengo la última palabra para dirigir”. Llega la hora de la despedida y el profesor se dirige a sus pupilos con tono emocionado. “Ha sido muy emocionante este trabajo tan intenso. Para mí, un viaje muy enriquecedor donde, afortunadamente, todos me lo habéis puesto muy fácil”.


Versión imprimir

Contenidos Relacionados