twitter instagram facebook
Versión imprimir
16-12-2020

Jesús Guzmán y Santiago Ramos, dos purasangres de la escena en los XII Premios Actúa


Uno es el decano, aquel Braulio inolvidable entre 400 papeles más. El otro suma 'solo' 80 largometrajes, Goya de protagonista incluido


DEPARTAMENTO DE COMUNICACIÓN

A Jesús Guzmán y Santiago Ramos les separan más de dos décadas (el primero, casi ya el decano de la profesión; el segundo, recién incorporado a la condición de septuagenario), pero les unen muchas cosas más: una pasión desaforada por el oficio, trayectorias extensísimas sobre las tablas y para la gran pantalla, el acreditado cariño de una profesión que muchas veces ha aplaudido una dedicación ejemplar. Ahora también les emparienta su condición de receptores del Premio Actúa, la máxima distinción anual que concede la Fundación AISGE. A la espera de una pequeña gala de entrega, que deberá esperar hasta la primavera (¡ojalá más pronto que tarde!), queda aquí el testimonio de nuestra admiración.



Jesús Guzmán

Es, quién lo duda, uno de los personajes más carismáticos y entrañables de la historia de la televisión en España. A pesar de que ya ha superado con holgura los noventa años de edad y protagonizado más de 150 películas y más de 300 obras de teatro, aún hoy sigue siendo, a ojos de millones de españoles, el cartero Braulio de aquellas costumbristas y rurales Crónicas de un pueblo que, a comienzos de los años setenta, cosecharon un fulgurante e inolvidable éxito.  


   Nacido en 1926 en el seno de una familia dedicada al teatro durante generaciones, estaba condenado desde la cuna a ser actor. Así, con tan solo nueve años, y de la mano de sus padres, Rafael Guzmán y Aurora Gareta, se subió por primera vez a un escenario para interpretar un personaje infantil. Y ya no ha vuelto a bajarse de las tablas, en las que ha dado vida a los papeles más dispares, cultivando todos los géneros imaginables. Hasta llegó a contar con compañía propia: “Compañía de comedias cómicas Jesús Guzmán”.


   Más de ocho décadas de trabajo disciplinado contemplan a este hombre modesto, simpático y con un gran sentido del humor, uno de los nombres más queridos del gremio en nuestro país. No sería hasta 1956 cuando saltó del teatro al cine con el rodaje de una comedia de costumbre, Manolo, guardia urbano, bajo la dirección de Rafael J. Salvia. De esa época son también sus intervenciones en una televisión que echaba a andar: el formó parte de las emisiones fundacionales de TVE. 


   Protagonista de títulos ya lejanos como Tres de la Cruz RojaAtraco a las tresLa gran familiaHistorias de la televisión o Sor Citroën, este actor todoterreno también lo ha sido de producciones más recientes, desde Ocho citas a  El gran Vázquez o Los del túnel.


Santiago Ramos

La popularidad es tan azarosa que este actor castellano nacido en 1949 la alcanzó de pleno gracias a la serie Aquí no hay quien viva, de cuyo plantel entró a formar parte en 2004. Sin embargo, mucho antes de embarcarse en esa aventura televisiva ya acreditaba tras de sí una brillantísima carrera dedicada al teatro, al cine y a la pequeña pantalla. De hecho, en 1997 su buen hacer interpretativo había sido reconocido con el Goya por su papel en Como un relámpago (Miguel Hermoso).


   Con más de 60 películas en su carrera (había debutado en la gran pantalla en 1973 con Al diablo, con amor), destacan sus intervenciones en títulos como La vaquilla, Sé infiel y no mires con quiénEl año de las lucesDragon Rapide, Fugitivas, El Lobo o Los nombres de Alicia, por citar solo unas pocas. Garci, Trueba, Gutiérrez Aragón, Giménez-Rico, Chávarri, Uribe o Martínez-Lázaro son algunos de los directores con los que ha dado abultadas muestras de su gran capacidad interpretativa. 


   En teatro demuestra también una sólida trayectoria, cimentada en montajes como La muerte de un viajante¡Ay, Carmela!NoviembreLa fiesta de los jueces o Páncreas, además de aquellos en que trabajó con compañías ya legendarias como Los Goliardos o el Grupo Tábano. Antes de interpretar a Andrés Guerra en Aquí no hay quien viva se le pudo ver en episodios de Ellas son asíCafé con lecheLleno, por favor o -cómo olvidarlo- la mítica serie Los gozos y las sombras.

Versión imprimir

Contenidos Relacionados