twitter instagram facebook
Versión imprimir
15-12-2020

Maggie Civantos y Miguel Herrán, jóvenes y estratosféricos


Son aclamados por sus trayectorias televisivas y trazan una prometedora estela cinematográfica. La Fundación AISGE les concede el Premio Actúa en la categoría Nueva Generación



Desde que en 2015 se instaurara el apartado destinado a reconocer a intérpretes menores de 40 años, el Premio Actúa engrosa el palmarés de algunos nombres fundamentales en el panorama joven del audiovisual español. En ediciones anteriores han recibido el máximo reconocimiento de la Fundación AISGE Adriana Ugarte, Raúl Arévalo, Irene Escolar, Miguel Ángel Muñoz, Alba Flores, Álvaro Cervantes, Aura Garrido, Adrián Lastra, Anna Castillo y Martiño Rivas. Este 2020 se unen a ellos Maggie Civantos y Miguel Herrán.


   Con casi todos los ganadores ya anunciados, en los próximos días se desgranarán los perfiles profesionales de los actores y actrices veteranos que copan las categorías restantes.  


Maggie Civantos

Unos buenos cimientos garantizan resistencia permanencia en el tiempo. Bien sólidos son los de esta artista malagueña nacida en 1984. El mejor elogio que se le puede hacer es que ha sabido construir poco a poco una firme trayectoria interpretativa en los distintos territorios que ha pisado ya. Además de participar en cortometrajes, sus inicios se localizan en diferentes series: Eva y kolegasEscenas de matrimonioYo Soy BeaArrayán, ToledoEl tiempo entre costuras o Ciega a citas. Aquellas intervenciones fue compaginándolas con apariciones en el cine de la mano Prime timeAmanecidosTemporal o Crustáceos.


   Ha sido a raíz de sus papeles protagónicos en las televisivas Vis a vis (que le sirvió para ganar el Premio Ondas y el de la Unión de Actores y Actrices), Las chicas del cable o Malaka, cuando tanto el público como la crítica se han rendido a su talento. Y a su currículum siguen sumándose producciones cinematográficas como El mejor verano de mi vidaAlegría, tristezaLa pequeña Suiza o Antes de la quema (Biznaga de Plata a la actriz de reparto en el Festival de Málaga de 2019). Todo ello no eclipsa su acercamiento al teatro. Sobre las tablas ha participado en las obras ¿A quién te llevarías a una isla desierta?Un balcón con vistasMejor dirección novel o Troyanas, el clásico de Eurípides, a las órdenes de Carme Portaceli.



Miguel Herrán

A cambio de nada, la ópera prima de Daniel Guzmán, supuso también el debut ante las cámaras de este joven malagueño. Y su trampolín a la profesión. Porque no solo le reportó en 2016 el Goya al actor revelación, sino que le abrió además las puertas de una prometedora carrera que, poco a poco, le ha llevado a cotas altísimas de popularidad. Aquella primera película aporto también a su palmarés galardones en el Festival de Málaga y el Festival Solidario de Cine Español en Cáceres. 


   Desde entonces su filmografía ha crecido gracias a 1898. Los últimos de FilipinasEl guardián invisibleAlegría, tristeza y Tiempo después, confirmando lo que todos imaginábamos: que detrás de un muchacho con suerte, como él mismo se declara, había un talentoso actor.


   Pero si esas producciones le dieron visibilidad en el panorama nacional, espectadores de Netflix en todo el planeta le ponen cara por el papel de Río en La casa de papel y el de Christian en Élite.


   En este extraño 2020 ha regresado a la gran pantalla dirigido por Daniel Calparsoro en Hasta el cielo, un thriller que seguramente pueda brindarle más alegrías. Además de un físico envidiable y millones de seguidores en Instagram, Miguel Herrán tiene por delante un largo camino por recorrer. Ya ha desbrozado con éxito los primeros tramos, y sus compañeros de oficio se lo reconocen entregándole el reconocimiento de AISGE.


Versión imprimir

Contenidos Relacionados